sábado, 11 de octubre de 2003

Piden a los diputados de la Asamblea de Extremadura que paren el proyecto de mina a cielo abierto de Aguablanca


Ecologistas en Acción de Extremadura pide a los diputados de la Asamblea de Extremadura que paren el proyecto de mina a cielo abierto de Aguablanca.


Ayer 10 de Octubre miembros de Ecologistas en Acción de Extremadura han hecho entrega a diputados de la Asamblea de Extremadura y al Presidente de un pequeño dossier que recoge algunos comunicados sobre la mina y en un folleto en el que se les transmitía algunas de las ideas generales que según esta Asociación hacen que el proyecto de Mina A Cielo Abierto en Aguablanca sea un error para Extremadura, entre los argumentos que esgrimen los Ecologistas están:

- La explotación minera de Aguablanca (Monesterio) sólo duraría 11 años.

- La mina afectará a 400 hectáreas que quedarán sin futuro agroganadero o medioambiental.

- A la empresa norteamericana no se le va a obligar a depositar una fianza económica que garantice la restauración ambiental en caso de accidente.

- Los trabajadores procederán principalmente de la privatización de PRESUR (Andalucía) y del extranjero con escasa creación de puestos de trabajo en Monesterio.

- Esta actividad, en contra del desarrollo sostenible, estará subvencionada con los fondos de incentivos regionales de Extremadura por una cuantía de unos 1100 millones de pesetas.

- El valor natural de la zona no se ha cuantificado económicamente para compararlo posteriormente con el daño económico producido a largo plazo.

- La rotura de la balsa minera de Aznalcóllar costó 90 millones de Euros a las arcas públicas y obligó a unos 500 agricultores a abandonar sus tierras de cultivo.

- Al cerrar la mina y durante su funcionamiento habrá una balsa de lodos contaminados de más de 90 hectáreas, asentada en suelos calizos que representa un grave riesgo de rotura.

- La mina se encuentra a 100 metros de un parque natural, ZEPA y reserva de la Biosfera de la UNESCO, siendo el habitat de especies en peligro de extinción como la Cigüeña Negra y el Lince Ibérico.

En las pancartas que exhibían los miembros de Ecologistas en Acción de Extremadura se leían frases como “no más dinero público para destruir extremadura” o “Paremos otro Aznalcóllar, no a la mina de Aguablanca”

Además desde este colectivo se manifestó la preocupación por las decisiones y acuerdos que se están tomando en diversos debates que se están produciendo en la Asamblea de Extremadura, especialmente por sus repercusiones negativas para la conservación del medio ambiente extremeño, han pedido al presidente de la Asamblea que transmita a los diversos partidos políticos su honda preocupación por proyectos que como este son muy impactantes sobre el medio ambiente y que además están contando con importantes subvenciones. En estos proyectos, opinan desde Ecologistas en Acción de Extremadura, a menudo se están infravalorando sus repercusiones negativas sobre el medio ambiente e incluso sobre otras explotaciones económicas sostenibles que se realizan o pueden llevarse a cabo en el futuro, en este sentido esperan desde la Asamblea se tomen medidas para evitar este proyecto y a que se dediquen los fondos públicos a apoyar otro tipo de proyectos más sostenibles.