domingo, 5 de febrero de 2006

Situación de los humedales en Extremadura


Ecologistas en Acción de Extremadura se suma a la celebración del día mundial de los humedales, llamando la atención a la administración autonómica ante la falta de control de estos espacios de enorme biodiversidad e igual sensibilidad

Los humedales son zonas que enriquecen la diversidad paisajística de un ecosistema, y con ello la biodiversidad, al mismo tiempo son medios muy frágiles, pues son sumideros de los residuos y contaminantes que provocan su fácil alteración. Recientes estudios los señalan como uno de los hábitats que van a sufrir en mayor grado los efectos del cambio climático.

Laguna Palancoso. Huellas de quads.

No son buenos momentos para los humedales tanto a nivel global, como en el caso particular de Extremadura, a pesar que en la promoción turística de Extremadura de FITUR 2006 se nos haya indicado que Extremadura dispone de un interesante turismo de costa dulce, si bien no se nos ha dicho su escaso valor ambiental.

Se tiende a equivocar los términos de embalse o pantano con lago, laguna o sistema lagunar. Pues los embalses son lugares generalmente pobres, desde el punto ambiental -siempre de menor riqueza que un lago-, la biodiversidad que podemos encontrar en ellos (sin tener en cuenta la que ha desaparecido bajo sus aguas) es inversamente proporcional a su tamaño, pues normalmente son enormes desiertos de agua, “desiertos de vida”, y solamente encontramos valores ambientalmente interesantes en las colas de estos enormes mausoleos, pues sus orillas, fuertemente erosionadas, por los rápidos desniveles que sufren, son yermos páramos de vida natural.

Laguna de Torremejía amenazada por el proyecto de construcción de una central térmica en el entorno

No tienen nada que ver con los sistemas lagunares endorreicos, de escasa profundidad y tamaño, en los que sus orillas plenas de vegetación palustre son lugares de concentración de una rica fauna y flora, además que en cualquier rincón podemos encontrar una alta biodiversidad, sin la necesidad de artificiales islas, creadas en algunos de nuestros embalses de “costa dulce”, en las que mantener especies que de otra forma no las encontraríamos.

Pues si bien el agua es vida, es cuando se encuentra en circulación en los ríos y arroyos, o bien queda retenida en los escasos espacios endorreicos extremeños de alto valor ambiental, al igual que de extremada sensibilidad en su alteración. Numerosas pequeñas charcas que jalonan el paisaje extremeño, enriquecen la diversidad de sus ambientes, ofreciendo un enclave de refugio de numerosas aves invernantes o bebederos en los tórridos veranos.

laguna en seudoestepa Villanueva del Fresno red

La cicatera red de espacios Natura 2000 aprobada por la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente en su revisión de zonas el año pasado, ha dejado numerosos enclaves fuera de esta red de protección, entre ellos numerosas lagunas de este tipo, además el control es escaso sobre las ya existentes.

Los humedales extremeños precisan de una atención y actuación que eviten su desecación por sobreexplotación de acuíferos, o de su eutrofización, y que les proteja de planes de transformación agrícola de cultivos extensivos en regadíos, y por ello es necesario la ampliación del catálogo de espacios dentro de Red Natura 2000 en los que todos estos lugares de alto valor ambiental queden suficiente y efectivamente protegidos.

Laguna en seudoestepa. Al fondo, regadíos ilegales sin la preceptiva evaluacion de impacto ambiental de Villanueva del Fresno dentro ZEPA Jerez de los Caballeros

El 2 de febrero, Día Mundial de los Humedales, se ha convertido en una jornada de celebración por todos los esfuerzos realizados en defensa de la conservación y aprovechamiento racional de los humedales a escala internacional en las últimas décadas, especialmente a partir del año 1971, año en que se firmó la Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitats de Aves Acuáticas. Uno de los principales logros de este Convenio, también llamado Convenio Ramsar, ha sido la creación de la lista de humedales de importancia internacional. Dicha lista está actualmente compuesta por 1.011 humedales de 117 países con una superficie superior a 720.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente la misma superficie que las del Estado español y el Reino Unido juntos. El Estado español se adhirió al Convenio Ramsar en 1982, y hasta la actualidad ha incorporado a la Lista de Humedales de Importancia Internacional 49 zonas húmedas entre las que destacan los Parques Nacionales de Doñana y de Tablas de Daimiel; así como lagunas tan importantes como Villafáfila, y Gallocanta, o las extremeñas lagunas de La Albuera o el embalse de Orellana.