viernes, 5 de mayo de 2006

Piden que no se sigan pasando por alto más fallos en Almaraz


Ecologistas en Acción de Extremadura cree que el Gobierno debe parar el fatídico “suma y sigue” de fallos de la central nuclear de Almaraz clausurando la planta antes de que ocurra una desgracia de veras irreparable. Para el grupo ecologista, la parada automática del reactor I del complejo nuclear supuestamente a causa de un fallo en el cableado no es sino una prueba más de las precarias condiciones de explotación y seguridad en que se halla la planta atómica.

Se da la circunstancia de que hace pocos días el director general de la central nuclear, José María Bernaldo de Quirós, festejaba por todo lo alto el 25 aniversario de la puesta en funcionamiento de la unidad I (precisamente la averiada) y se congratulaba declarando que "cuando llegue el momento acreditaremos que está en condiciones de funcionar otros diez años más". Parece que la realidad, una vez más, está empeñada en demostrarle a este señor lo vano de sus fantasías.

Por lo que respecta al comunicado del Consejo de Seguridad Nuclear, rutinaria y estudiadamente tranquilizador, Ecologistas en Acción desea recordar a la opinión pública que el accidente que en 1989 sufrió la central nuclear de Vandellós I, el más grave de los sucedidos en España y que acarreó el cierre de la instalación, se originó precisamente en un incendio de los sistemas eléctricos, y es un ejemplo claro de cómo un incidente que se produce en los sistemas no nucleares puede poner en peligro la seguridad del reactor y llegar a ser el indicador de un accidente grave.

Humos en Almaraz 3 mayo 2006

Además consideran muy importante se hagan públicos los episodios de emisiones radioactivas de la central nuclear, especialmente durante los incidentes, momentos en los que como el 3 de Mayo se hacían claramente visibles las emisiones gaseosas que expulsaba la central nuclear, procedentes según parece del circuito secundario.

Por todo ello, vuelven a pedir el cierre de la central nuclear de Almaraz y exigen que la prórroga de licencia de la instalación más allá de 2010 no se contemple ni siquiera como mera hipótesis.