sábado, 9 de septiembre de 2006

Cerrar Almaraz y todas las demás

Manifiesto de la manifestación, del 9 de septiembre de 2006, contra la central nuclear de Almaraz

Cerrar Almaraz y todas las demás

El cierre de la central nuclear de Zorita, en la primavera de este año, constituye un hito importantísimo para la lucha antinuclear de este país: es la primera vez que una planta atómica se clausura en España sin que haya mediado ningún accidente grave, y por tanto la mejor noticia que nos podían dar. Sin embargo, no es suficiente: creemos que España debe poner fin de una vez por todas a su aventura nuclear, y que Zorita tiene que ser el principio del fin de todas las demás. Exigimos por ello al gobierno de Rodríguez Zapatero que cumpla su promesa de establecer un calendario de cierre escalonado para dichas instalaciones. Por lo que respecta a Almaraz, en ningún caso debe renovarse su licencia de funcionamiento, que caduca en 2010, y ello pese al anuncio por parte de la dirección de la central de inversiones multimillonarias que garanticen su seguridad. (¿Es que acaso antes no fueron necesarias?)

Almaraz y todas las nucleares no sólo suponen un riesgo cierto para la vida y la salud de los ciudadanos, sino también una descomunal hipoteca que legamos a las generaciones futuras: desde que se inauguró, aquí se han almacenado las toneladas de residuos radioactivos de alta actividad que ella misma produce y para los cuales no existe, en la actualidad, solución técnica ni científica alguna. Amontonar la porquería radiactiva no es sino una forma desesperada de huir hacia ninguna parte.

Ante la decisión de crear un ATC (Almacén Temporal Centralizado) donde se guardarían los desechos radioactivos de alta actividad de todas las centrales españolas, y al saber que algunos políticos extremeños parecen estar dispuestos a albergar semejante aberración, los riesgos para nosotros se multiplican. A esas personas, que juegan con el porvenir de su tierra y gente, queremos recordarles en este día que el cáncer y la radiación no hacen distingos, y que también afectan a quienes hacen negocio con ella, a quienes la consienten y no la denuncian.

La magnitud de la agresión medioambiental contra Extremadura ha alcanzado en los últimos años cotas difíciles de imaginar en el pasado: a los dos reactores nucleares de Almaraz y la posible ubicación de un basurero nuclear hay que sumar una refinería de petróleo, centrales térmicas, minas a cielo abierto.... ¿Es que creen que vamos a aguantarlo todo? Se equivocan: ante tal cúmulo de barbaridades, los ciudadanos nos rebelamos, manifestamos y gritamos bien alto:

CERRÓ ZORITA Y CERRARÁ ALMARAZ


NO AL CEMENTERIO NUCLEAR

Suscriben este manifiesto: Plataforma Antinuclear Cerrar Almaraz, Plataforma de Afectados por la Central Nuclear de Almaraz, ADENEX, Asociación Comarcal Jóvenes del Valle del Jerte, CGT, CNT-Cáceres Norte, CNT-AIT-Mérida, Colectivo Extremeño de Fotógrafos de Naturaleza, Ecologistas en Acción de Extremadura, IU-Extremadura, Juventudes Comunistas, Partido Comunista de Extremadura, y ciudadanos/as a título particular.