domingo, 28 de enero de 2007

En favor de la Red Natura 2000

Ante las últimas noticias aparecidas en medios de comunicación que de manera insistente critican, desprestigian y cuestionan la Red de Espacios Naturales de la Unión Europea (Red Natura 2000), considerándola como un obstáculo, Ecologistas en Acción de Extremadura estima que dichas opiniones responden a grupos de interés no dispuestos a favorecer la conservación de la naturaleza y que abogan por una desregulación de usos en favor de sus intereses empresariales particulares.

A este respecto, la Red Natura 2000 es una Red de Espacios Naturales protegidos por la Directiva 92/43/UE que está transpuesta al ordenamiento jurídico del estado a través del RD/1997/1995, de 7 de diciembre. La Red Natura ha sido definitivamente aprobada por la Unión Europea y publicada en el DOCE el 21 de septiembre de 2006. La Red Natura 2000 está compuesta de las Zonas de Especial Protección para las Aves y las Zonas Especiales de Conservación con obligaciones de los estados miembros para la conservación de las aves y los hábitats y especies naturales. Además, hay que considerar que la lista de espacios para la Red Natura 2000 es a juicio de los ecologistas insuficiente y no protege todos los hábitats y especies que debería conforme establece la Directiva de Hábitats, por lo que a medio plazo debería ser ampliada sustancialmente.

JPEG - 14.3 KB
Cartel ZEPA llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes.

Ecologistas en Acción de Extremadura considera que existe una cierta campaña de desinformación y confusión que se traduce en artículos de opinión sin fundamento o en la creación de Plataformas que cuestionan esta Red sin tener en cuenta las obligaciones adquiridas o las importantes subvenciones que el sector agroganadero percibe por parte de la UE para la modernización de las explotaciones o para la puesta en práctica de medidas respetuosas con la conservación del medio ambiente.

En este sentido, ante la desmedida preocupación, quizá interesada, reclaman un ejercicio de reflexión de una parte del sector (en ocasiones grandes propietarios), de manera que se arbitren mecanismos de financiación complementarios para la Red Natura 2000 que favorezcan a sus explotaciones siempre y cuando respeten el cuidado de la naturaleza de una forma comprometida. Actualmente, gran cantidad de fondos europeos recaen sobre este tipo de explotaciones, bien del sector ganadero o agroforestal, pero la “Política Comunitaria” camina hacia un progresivo desacoplamiento de las ayudas. En el futuro muchas de estas ayudas, como ya viene ocurriendo, deberán venir ligadas a medidas de corresponsabilidad ambiental por parte de las explotaciones. Es por estas razones, que consideran injustificable la campaña en contra de la Red Natura 2000 que se viene desarrollando desde diferentes colectivos o agrupaciones, ya que precisamente la Red Natura 2000 pone en valor la viabilidad futura de muchas de las explotaciones del sector.

JPEG - 16.9 KB
Construcción ilegal en ZEPA Llanos de Cáceres. Los intereses especulativos amenazan los espacios protegidos.

Este futuro pasa precisamente por la puesta en valor de la Red Natura 2000, y por la creación de los mecanismos de financiación adecuados entre propietarios, la administración autonómica y Bruselas. A juicio de Ecologistas en Acción de Extremadura en un futuro no muy lejano la Junta de Extremadura deberá desarrollar a partir de los Fondos Comunitarios instrumentos de financiación para la Red Natura 2000 en Extremadura que deberían llegar entre otros de los Fondos Feoga de manera que exista una vinculación de las ayudas con la conservación de los espacios naturales de la Red Natura 2000. Para ello, es necesario un convencimiento por parte de la Junta de Extremadura de manera que se fomenten medidas complementarias para la conservación de la biodiversidad entre el sector agrícola y ganadero que beneficie a las explotaciones que demuestren una gestión responsable y sostenible.

JPEG - 17.4 KB
Zepa de Sierra de San Pedro.

Por último, consideran que sería deseable que la Red Natura 2000 fuese un referente para Extremadura como sello de la calidad ambiental de la región que es precisamente un hecho diferencial respecto a otras regiones de Europa, de gran importancia para el sector turístico, y no motivo de discusión, ya que las obligaciones en su conservación son incuestionables y los sectores contrarios a su protección deberían caminar hacia una gestión responsable de los recursos naturales y renovables presentes en la Red Natura 2000.