sábado, 27 de enero de 2007

Respuesta a las acusaciones de Ibarra

La federación de Ecologistas en Acción de Extremadura ha contestado a través de una nota de prensa a las manifestaciones del Sr. Ibarra en las que aseguraba que este grupo ecologista no había presentado "alegaciones" al proyecto de la Refinería Balboa.

La federación se refiere a esas manifestaciones como “las nuevas perlas del presidente, que dejan muy a las claras la demagogia que desprenden habitualmente sus declaraciones -electorales ya- y, lo que es peor, su política.”

manifestación "Refinería No" en Villafranca de los Barros.
16-12-2006

Continúan en la nota diciendo que a esta organización ecologista, formada por personal absolutamente voluntario, que se ve desbordado de trabajo por las alegaciones, denuncias y notas de prensa provocadas por tanto atropello del gobierno autonómico de Extremadura, aquel que se las daba de respetuoso con nuestro medioambiente y con nuestros agricultores y ganaderos, le produce auténtica nostalgia los tiempos de las luchas de estos políticos contra Valdecaballeros. Igual que sucedía entonces con aquel “proyecto infame”, para Ecologistas en Acción de Extremadura, el proyecto de refinería no tiene por donde agarrarlo. "No pueden hacerse sugerencias concretas contra semejante salvajada" -continúan-. "La sugerencia es muy sencilla" -aseguran-: "llévenla a La Rioja, que seguro que allí la reciben con los brazos abiertos (perdonen los riojanos, es ironía)."

En otro párrafo, criticando el error cometido por Ibarra al referirse a las alegaciones contra el proyecto cuándo ni siquiera se ha abierto el plazo para su presentación, le dicen al Presidente de la Junta que entienden que esté a punto de retirarse, y que se haya relajado un poco o que lo hayan hecho sus asesores, "que estarán ahora más preocupados en hacer la corte al nuevo candidato", y que es increíble que todo un Sr. Presidente Autonómico, no conozca cuáles son los trámites de un proyecto de tal magnitud. Primero -exponen- van las “sugerencias de modificación del proyecto”; Después vendrán ("ojalá no lleguen a ello y lo detengan antes") las alegaciones al Estudio de Impacto Ambiental, que aún no ha sido presentado por la empresa de Alfonso Gallardo.

Pancarta de Ecologistas en Acción de Extremadura en manifestación "Refinería No" en Villafranca de los Barros.
16-12-2006

"Por último" -continúan con la explicación- "viene la Declaración de Impacto Ambiental que emite el órgano administrativo competente y que dirá si puede hacerse o no este “arquetipo de sostenibilidad” (¿hablan de ello los alcaldes de la comarca cuando debaten sobre la Agenda 21 Local?)" -comenta nuevamente con ironía la asociación- .

La organización ecologista asegura que la sugerencia que ellos hacen, es que tiren ese absurdo proyecto a un contenedor de papel para ser reciclado.

Ecologistas en Acción de Extremadura expone al Sr. Ibarra, que no les importa su opinión con respecto a sus sugerencias, y que no tiene autoridad alguna para ellos en estos temas; lo que si creen es que a él, al presidente, sí que le debería importar el gran número de las sugerencias que han presentado los particulares de la región, nuestros convecinos que están dando un ejemplo de ciudadanía, de los que se sienten completamente orgullosos.

Finaliza el comunicado de Ecologistas en Acción de Extremadura proponiéndole al presidente un "sencillo estudio sobre las casi cuarenta manifestaciones habidas en Extremadura en contra de la refinería de Gallardo; relacionando los miles de personas movilizadas en ellas, con la población de la región. Se darán cuenta así nuestros gobernantes, haciendo lo propio a nivel nacional, que sólo las más multitudinarias en contra de asuntos "unánimes" como la protesta ante atentados terroristas del 11M o de ETA, superan en términos relativos a las que están celebrándose en Extremadura."

Asegura Ecologistas en Acción de Extremadura que como ha expresado recientemente Arturo Gonzalo Aizpiri, Secretario General para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, la respuesta ciudadana está siendo absolutamente inusitada en proyectos de este tipo; ello, según la Federación de Ecologistas en Acción de Extremadura, debería hacer recapacitar al presidente y a su gobierno.