miércoles, 11 de abril de 2007

Piden transparencia en la tramitación de parques eólicos


Teso de la Nave ZEPA donde hay proyecto de parque eólico.

Ecologistas en Acción de Extremadura ha mostrado su preocupación por la forma en que se han tramitado los 116 Proyectos Eólicos presentados en la región, ya que en el proceso iniciado existe constancia de numerosas presiones ejercidas desde distintos sectores con la finalidad de que se autoricen proyectos eólicos en zonas ecológicamente sensibles.

Desde Ecologistas en Acción de Extremadura se apoya públicamente el desarrollo de la energía eólica, pero mediante un desarrollo armónico, ordenado y que garantice la conservación de la biodiversidad por ser éste un aspecto prioritario, dada la riqueza natural presente en Extremadura.

A este respecto, existen deficiencias tanto en la tramitación, la información pública y en el acceso a la información ambiental a todos los ciudadanos, así como la ya mencionada presión ejercida desde Mancomunidades y Alcaldes que desean la implantación de Parques Eólicos a toda costa en zonas de gran valor ecológico. Dichos proyectos son rechazados por Ecologistas en Acción de Extremadura debido a lo inadecuado de su ubicación: existen muchos que se situarían en el interior de los Espacios Naturales Protegidos, y bastantes más justo en sus límites, lo cual constituye un sinsentido, sobre todo teniendo en cuenta que Extremadura es en este campo una referencia a nivel internacional.

Concretamente, y en referencia al ámbito de la Sierra de Gata, Las Hurdes, Sierra de San Pedro, Villuercas-Ibores, y otras áreas de la región, Ecologistas en Acción de Extremadura señala su preocupación por el previsible deterioro de la biodiversidad ecológica y del paisaje de estas áreas naturales con presencia de importantes poblaciones de aves, quirópteros y hábitats protegidos.

Puerto elice en ZEPA de Sierra de San Pedro donde se ha propuesto proyecto de Parque Eólico
En este entorno nidifican especies en peligro de extinción como águilas imperiales y buitres negros

Por ello, Ecologistas en Acción de Extremadura pide el cumplimiento de la legalidad vigente y que no se autoricen Parques Eólicos en tanto no se lleven a cabo Evaluaciones de Impacto Ambiental rigurosas, y con estudios de campo serios y contrastados en el tiempo. En este sentido, y mientras no se respeten dichos requisitos solicitan en especial la no autorización de Parques Eólicos en “Zonas de Sensibilidad Ecológica”, ya sea por sus valores faunísticos, forestales, paisajísticos o de valor cultural.

Es evidente que estamos ante un reto trascendente en Extremadura, y desde Ecologistas en Acción consideran que el éxito de la implantación de la energía eólica pasa necesariamente por la desestimación de los proyectos que presenten impactos ambientales significativos, y por la aplicación de un modelo eólico en consonancia con las necesidades de la región y de los ciudadanos extremeños. Podría ser un error histórico irreversible la aplicación de un modelo eólico basado en proyectos en las zonas de cumbres, ya que la tecnología eólica actual permite opciones menos impactantes desde el punto de vista de las infraestructuras (caminos, tendidos eléctricos), así como desde el paisajístico.

La lucha contra el cambio climático es, para Ecologistas en Acción de Extremadura, una prioridad a la que podemos contribuir solidaria y significativamente mediante la puesta en marcha de un Plan Regional de Ahorro y Eficiencia Energética, que de forma lógica debería complementarse en la promoción de las energías renovables, apostando preferentemente por aquellas de pequeña escala, que presentan un menor impacto y una mayor distribución de los beneficios sociales y con una participación activa de los ciudadanos en la defensa de la salud del planeta.

Parque eólico en llanura
Los parques eólicos pueden situarse en lugares de bajo impacto ambiental sin afectar a especies o espacios protegidos

Las soluciones consideran que pasan por una política de ahorro y eficiencia así como una apuesta decidida en las energías renovables de bajo impacto ambiental (solar fotovoltaica conectada a red en edificios, solar térmica, minieólica, pequeñas plantas de biomasa, bioconstrucción que aproveche la insolación para calentar edificios...) y dirigidas al ciudadano como agente activo de la lucha contra el cambio climático, pero para ello es imprescindible el apoyo sin fisuras de la administración desarrollando ayudas específicas cuando sea posible, una política coherente en las actuaciones de la administración y campañas informativas y de concienciación.

Por todas estas razones, y ante la magnitud del problema que se plantea, Ecologistas en Acción de Extremadura solicita una revisión exhaustiva de los proyectos, con una correcta evaluación ambiental de los mismos y la puesta en marcha del resto de energías renovables tan necesarias en la lucha contra el cambio climático.

Para Ecologistas en Acción de Extremadura esta política debe ineludiblemente acompañarse del cierre de la planta energética más peligrosa y contaminante ubicada en la región, la central nuclear de Almaraz ya que en absoluto es admisible que Extremadura, tenga que asumir por más tiempo los riesgos que conlleva dicha instalación cuya energía es consumida mayoritariamente fuera de Extremadura, adonde, por cierto, también van a parar la mayor parte de los beneficios económicos para unos pocos que produce.

Enlace relacionado:

Alegaciones a 116 proyectos de parques eólicos en Extremadura

1 comentario:

Renovables alternativas dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, no es de recibo que se carguen nuestras sierras para abastecer Xanadú y otras barbaridades por el estilo.
Hay renovables realmente alternativas de menor escala sin prácticamente impacto como placas solares en nuestros tejados, pero no interesa a nuestros políticos que prefieren recoger las migajas que les dan las eléctricas.