martes, 23 de marzo de 2004

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE EXTREMADURA PIDE A LA JUNTA DE EXTREMADURA LA CLAUSURA INMEDIATA DEL ZOO DE ALMENDRALEJO

Ecologistas en Acción de Extremadura ha denunciado ante la Dirección General de Medio Ambiente y el SEPRONA el lamentable estado en que se encuentra el Zoo de Almendralejo y las terribles condiciones en que viven los animales que allí permanecen recluidos, piden que se sancione al propietario y se proceda a su clausura inmediata.

El 23 de Marzo Ecologistas en Acción de Extremadura presentó denuncia ante la Dirección General de Medio Ambiente y el SEPRONA contra el propietario del Zoo de Almendralejo D. Jose Luis Rodríguez Rosa por incumplimiento de la Ley de protección de los animales de la comunidad autónoma de Extremadura, por tenencia de animales salvajes en cautividad en instalaciones que no cumplen las condiciones mínimas necesarias, provocando un sufrimiento animal inaceptable y otros incumplimientos que según este colectivo constituyen tres faltas graves y una muy grave que detallan en su denuncia.

En dicho parque zoológico, según esta Asociación se mantienen muchos animales en instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico-sanitario, por la escasa dimensión de las jaulas (generalizado, pero claramente comprobable en el caso de los osos, leones, tigres, leopardos, cocodrilos, monos,...) el hacinamiento de los animales ( varias especies de ungulados como muflones, cabras, jabalíes,..., cobayas), la escasa limpieza (con acumulación de excrementos y restos de comida, como suele ocurrir en las jaulas de papagayos, loros, ardillas,... la existencia de agua sucia en muchos bebederos,...).

También denuncian que en este centro se observa posesión y exhibición de especies protegidas por la legislación autonómica , entre otros han detectado Tejones, lobos, osos pardos...

Osos Pardos en el Zoo de Almendralejo

Critican la tenencia de animales salvajes no adaptados a cautividad sin que se cumpla la excepcionalidad que permite la ley de emplearse estos animales para investigación o conservación de especies, observándose comportamientos estereotipados (repetición de una misma acción numerosas veces), automutilaciones o estado depresivo en muchos de los animales.

Los ecologistas han pedido una exhaustiva revisión de los permisos de tenencia de los animales, ya que sospechan se puede estar produciendo la posesión de animales no censados y/o identificados de acuerdo con la normativa. Piden se investigue si en estas instalaciones se lleva a cabo la venta de pieles de animales y si se pueden estar vendiendo animales silvestres vivos sin contar con la autorización pertinente a que obliga la legislación.

Por último denuncian como infracción muy grave que en estas instalaciones se está produciendo maltrato animal, al someterlos a condiciones de cautiverio extremas, por las reducidas dimensiones de las jaulas, sin ningún parecido con sus hábitats naturales. Consideran como agravante la gran trascendencia social que tiene, ya que se encuentra calificado como el peor zoo de España, dando una imagen lamentable de Extremadura. A esto se une el estado de deterioro por negligencia de unas instalaciones ya de por si muy deficientes en su construcción.

Exigen se sancione con dureza al propietario, se revisen estas y todas las instalaciones de este tipo existentes en Extremadura, procediendo a su clausura y al traslado de los animales a centros con mejores condiciones y si no hay otra posibilidad para algunos animales dado su precario estado de salud y/o la imposibilidad de encontrarles un alojamiento donde puedan llevar una vida decente, sean sacrificados sin sufrimiento en condiciones controladas.

Indican los Ecologistas que los animales, al ser en su mayoría alóctonos, no pueden liberarse al medio natural ya que dañarían gravemente a las especies autóctonas (la introducción de especies foráneas es considerada, por algunos especialistas, como la primera causa de extinción de especies en el mundo) y podrían propagar enfermedades adquiridas en su prolongado cautiverio.

También han pedido se les informe del resultado de la denuncia que el propietario de este zoo tuvo en el verano de 2002 con motivo de la tenencia, de forma ilegal, de varios ejemplares de Tortuga Mora y que en su momento fue denunciado por el SEPRONA.

Diversas Asociaciones y colectivos (Ecologistas en Acción de Extremadura, RECAL, DEMA, AMUS, ADENEX, y otras siete asociaciones protectoras de los animales como Asanda (asociación Andaluza para la Defensa de los Animales) o La Asociación Protectora de Animales El Buen Amigo de Los Palacios (Sevilla) ) han manifestado su rechazo al zoo de Almendralejo y están presentando o han presentado denuncias.

Artículo relacionado:

El zoo de Almendralejo un atentado contra la dignidad animal