sábado, 22 de abril de 2017

Ecologistas Extremadura pide el fin de la suelta de rehalas y las acciones de control dentro del Parque Nacional de Monfragüe

Ecologistas  Extremadura considera negativo para la conservación de las especies silvestres protegidas, que se encuentran dentro de un Parque Nacional, la suelta de cientos de perros de rehala en las acciones de control, ya que atacan todos los animales que se encuentran en su camino, recuerdan que estos perros no reconocen especies protegidas de especies cinegéticas.

Este espectáculo dentro del Parque Nacional daña la imagen del espacio ante unos turistas de naturaleza cada vez más exigentes, a ello añaden que la caza de animales aumenta la distancia de huida y por tanto dificulta la observación de la fauna.

Para esta Asociación, los pobres resultados de bastantes de las acciones de control de la pasada temporada, de media menos 15 ciervas por acción cinegética, aproximadamente ⅕ de lo autorizado, de las cuales sólo 8 tenían tuberculosis pusieron claramente de manifiesto que el problema de superpoblación, que a menudo se ha esgrimido para autorizar estas acciones, no era cierto, en la mayoría de las acciones se mataron muy pocos animales, pese a la precisión de las armas actuales.

En todo caso si de forma puntual hiciera falta retirar animales opinan que debería estudiarse primero la posibilidad de acciones incruentas de control como esterilización de hembras o su captura para trasladarlos a otras zonas para repoblación y por supuesto una mayor proporción de machos..

Tras muchos años de acciones de control dentro del Parque Nacional consideran que se han demostrado como completamente ineficaces y con más perjuicios que beneficios.

Las múltiples denuncias que ha presentado esta Asociación a lo largo  de la historia del Parque Nacional han demostrado que en algunas de estas acciones se cebaban con alimento artificial las manchas, en las dos últimas temporadas han sido suspendidas  acciones de control por este motivo (en Malueñez y la Parrilla) y esta Asociación sostiene que hay más casos pero no siempre es fácil comprobarlo, en otras ocasiones se han soltado perros en zonas dentro del Parque sin permiso, también tuvo que denunciar esta Asociación la presencia de perros de rehala que se  quedaron sueltos por el Parque e intentaron atacar a unos turistas e incluso la grave incidencia en el turismo de naturaleza al celebrarse en un puente una auténtica montería, disfrazada de acción de control en las finca las Cansinas, que hacía peligroso circular por carreteras que dan acceso a algunos de los mejores observatorios de aves del Parque Nacional de Monfragüe.

Desde Ecologistas Extremadura aplauden como un avance en el sentido correcto que se dejara de matar ciervos machos la pasada temporada, lo que era incomprensible en un programa de control de la población, ya que estos no paren crías y con su presencia ayudan a reducir la densidad de hembras y crías. Además destacan el indudable atractivo que tiene para los visitantes poder ver un buen ejemplar de venado o la berrea que cada año congrega a más amantes de la naturaleza en el Parque, servicio ofertado por varias empresas de guías del Parque.

sábado, 11 de marzo de 2017

Ecologistas Extremadura solicita más empleados públicos en la gestión del Medio Ambiente





El pasado 9 de marzo de 2017, en base a la Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, hemos solicitado que se nos informe del personal externo de la empresa GPEX, que realiza funciones en la Dirección General de Medio Ambiente. Así mismo, hemos solicitado que se contraten a más empleados públicos Biólogos, Licenciados en Ciencias Ambientales, Agentes del Medio Natural u otros; dado que el importante patrimonio natural de Extremadura, se encuentra gestionado por personal ajeno al derecho administrativo. El personal funcionario, tal como recoge la Constitución Española, es garante de neutralidad y de la aplicación estricta de la normativa en vigor y tiene un proceso de selección por mérito y capacidad que permite acceder a cualquier cuidadano/a en igualdad de condiciones, con garantías que no existen en estas empresas. 
En el año 2015, ya llamábamos la atención a la Dirección General de Medio Ambiente que en terrenos cinegéticos de gestión pública (art. 16 Ley 14/2010 Caza), como es el caso de la Reserva de Caza de “La Sierra” y que además es un espacio Red Natural 2000 como es el ZEC Sierra de Gredos, se iban apartando a los Agentes de Medio Natural de la Junta de Extremadura, y se han ido sustituyendo por vigilantes de la empresa GPEX. Hay que recordar que este personal no son agentes de la autoridad, ni sus informes y/o denuncias gozan de presunción de veracidad, por lo que la única explicación posible es buscar un personal más dócil y sujeto a inestabilidad laboral y por tanto más sensible a presiones para no hacer lo que se debe hacer o “mirar para otro lado”.
Tras haber tenido conocimiento de las advertencias del Tribunal de Cuentas sobre este asunto datan del año 2009, cuando en una moción dirigida a las Cortes Generales, dicho tribunal insiste en atajar ciertas prácticas de las administraciones públicas sobre el número y atribuciones de los trabajadores externos que ocupan puestos de trabajo dentro del organigrama administrativo regional, algo que raya lo escandaloso en la Dirección General de Medio Ambiente. La Consejera de Hacienda y Administración pública, emitió una instrucción, en noviembre de 2016, sobre “Buenas prácticas en la contratación de servicios y en la realización de encargos de prestaciones a entidades que tengan la condición de medio propio y servicio técnico”.
Durante los últimos años, Ecologistas Extremadura nos hemos sorprendido sobre como varias de nuestras denuncias eran rechazadas o encontrábamos informes técnicos ambientales, que estaban fuera de toda lógica conservacionista, y sólo se explicaba por otras motivaciones. La presencia mayoritaria de este personal de la empresa GPEX, consideramos podría influir en que sus decisiones a menudo no se rijan por el interés general y el estricto cumplimiento de la legislación ambiental, como ocurre con el caso de los funcionarios públicos, a los que han ido sustituyendo.
 

martes, 7 de marzo de 2017

Las ONG ambientales de extremadura denuncian la falta de transparencia en la puesta en marcha del barco turístico en Monfragüe


Las organizaciones conservacionistas de Extremadura lamentan que la primera y única información hasta ahora sobre la puesta en marcha de un barco turístico por Monfragüe haya sido en el marco de la pasada Feria Internacional de Ornitología (FIO), en unos actos de presentación donde altos cargos de la administración han tutelado una iniciativa privada llena de exageradas e infundadas expectativas para los municipios de la zona, mientras se ha ocultado esta iniciativa en el órgano de participación de la Reserva de la Biosfera de Monfragüe.


Según se dijo en la FIO y así aparece recogido en los medios de comunicación, “esta iniciativa surgió en octubre de 2015 con el impulso de la administraciones turística y ambiental extremeñas”. Sin embargo, estas mismas administraciones han ocultado dicha decisión durante más de un año, sin informar de ella en ninguno de los órganos de participación de Monfragüe, pese a que deben hacerlo en temas de esta transcendencia y pese a las preguntas explícitas sobre la navegación turística, tanto dentro como fuera del Parque Nacional, realizadas por los representantes de las organizaciones conservacionistas.
A juicio de estas organizaciones, resulta también lamentable que la administración turística y el promotor de esta iniciativa estén creando excesivas expectativas en los municipios donde se prevé que funcione este barco, definido en teoría no como barco turístico, sino como servicio de interpretación ambiental para los visitantes. En realidad, el correcto desarrollo de un servicio tan especializado y delicado como la navegación por una de las zonas más sensibles de la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, exigiría la selección de una empresa muy bien preparada, en base a unas prescripciones técnicas rigurosas y que den garantía de calidad. Sin embargo, el promotor privado elegido directamente por la administración tiene un historial poco prometedor, ya que es el responsable del barco del Tajo Internacional, que tras muchos años de actividad, se ha convertido en un mero transbordador para ir a comer a Portugal, sin nada que recuerde a su origen como servicio de interpretación ambiental (el mismo previsto para el actual barco de Monfragüe).

Las organizaciones conservacionistas muestran su preocupación porque las administraciones regionales han mostrado que quieren “manejar” estos temas de forma oculta, sin informar a la sociedad y trabajando, en este caso, por el interés privado de una única empresa, en vez de hacerlo por el interés general. El turismo sostenible en Monfragüe debe pasar necesariamente por la conservación de nuestro patrimonio natural, así como por la promoción de un modelo turístico que incluya a las empresas más preparadas y eficaces para la gestión de actividades en el territorio que sean capaces de compatibilizar la viabilidad económica con la preservación del medio y sus extraordinarios valores, por sus propios medios y sin necesidad de “padrinos” de la administración. 
 

En este sentido, las ONG ambientales van a pedir a los directores generales de medio ambiente y turismo más información sobre la actividad de navegación anunciada en FIO y solicitarán que dicha concesión de navegación se adjudique a través de un procedimiento reglado con unas condiciones técnicas rigurosas y que todo ello se haga de forma pública y transparente.

 

martes, 28 de febrero de 2017

Dinero público para fomentar la Caza en centros educativos extremeños


La impactante noticia en estos días de que la federación extremeña de caza va a recibir una subvención pública procedente de la consejería de educación para favorecer la caza ”como deporte” en los centros educativos extremeños - en escolares - ha generado una enorme polémica en muchos sectores de la sociedad cuestionándose incluso la moralidad del uso del dinero de todos por parte de la administración pública. El gremio de cazadores atraviesa una fuerte crisis, sin precedentes, ante un descenso de licencias y ante hechos tan abominables como el sucedido en Lleida con la muerte de dos agentes; junto a todo esto las especies protegidas muchas de ellas amenazadas estan aquejadas por la incidencia en alza de los disparos según se desprende de las estadísticas de los centros de recuperación


No vamos analizar la justificación de la caza en pleno siglo XXI ni si es necesaria de cara al equilibrio entre predadores, herbívoros y cubierta vegetal, aunque esta idílica armonía se fracturó en el momento que la caza se convirtió en una actividad empresarial gestionada en aras de la máxima rentabilidad. Hoy se produce caza con métodos poco contrastados científicamente y hoy se combaten los efectos de esa ruptura entre predadores-presas y la escasez o abundancia de especies cinegéticas con medidas maquilladas de control biológico más propias de épocas en las que se disparaba con arcabuz. En todo este escenario empresas dispares, gestores cinegéticos, propietarios y una gran horquilla de anexos (ferias, complementos, viajes…) han hecho que esta afición genere importantes divisas pero también una gran controversia por sus consecuencias sobre todo ecológicas. Algunas de estas especies que son disparadas con impunidad cada fin de semana son las mismas en las que se invierte gran cantidad de fondos públicos para todo lo contario, es decir para conservarlas. Se consideran por miles los ejemplares que son abatidos anualmente por acciones ilegales que contravienen toda la normativa al respecto y que según las estadísticas suponen una de las mayores amenazas para las especies silvestres junto a las electrocuciones y colisiones con líneas eléctricas. la confianza dada a un sector que no es que no revierta su actitud hacia las especies protegidas sino que además navegan en un mar creciente de derechos, bondades y benevolencia por parte de administraciones.
Desde las propias administraciones no afrontar, no solo cómo se gestiona la caza, o como se controla a los cazadores, sino los efectos de su práctica sobre los ecosistemas y las especies protegidas  es una grave exención de responsabilidades, consentir o no asumir la gravedad de estos hechos es una gran dejación de funciones que algún día pagaremos muy caro: perdiendo más especies y teniendo que dar cuentas a Europa. Pero si además desde la propia administración incumpliendo preceptos de una moral básica, de patio de escuela otorga subvenciones para favorecer la caza (maquillada de deporte) en centros docentes públicos es como para reflexionar en que momento de la evolución de los derechos, del crecimiento de sociedades justas, pacificas…estas personas que gobiernan se apearon.
Desde le punto de vista pedagógico es una aberración someter a los más jóvenes a estas enseñanzas, recordemos que con estas edades la plasticidad y la interpretación de conceptos, tales como la caza, matar y/o cualquier otro, puede distorsionar la realidad del niño, asumiendo que matar a un animal puede llegar a ser necesario, en detrimento de enseñanzas más acorde con el respeto a los seres vivos y su conveniente convivencia con ellos.

España, Extremadura sin ir más lejos, pertenece a un área biogeográfica dispar en ecosistemas y exclusiva en lo genuino de especies de gran valor en Europa y en el Mundo, conservada como un producto al vacio hoy convertido en referencia internacional. Particularidad milagrosa que la hace referente como primer destino para observar aves y paisajes conservados. Esta matriz de exponente biodiversidad debe ser correspondida con una buena gestión, de ahí la enorme responsabilidad de asegurar que todo este crisol de fauna, de endemismos, de paisajes… perduren en el tiempo sin riesgo de erosión genética ni poblacional.
La caza ilegal se encuentra junto con las electrocuciones, atropellos y colisiones entre las causas de ingresos más frecuentes en los centros de recuperación. España se ha convertido en un país en donde menores de edad pueden ya tener licencia para cazar- además se les pretende inocular desde los propios centros docentes- mediante la subvención pública. Los exámenes y controles a los cazadores son de risa, las sanciones a determinados cotos o particulares de anécdota o de bronca de niños.
La noticia de esta subvención otorgada para maquillar de deporte, conservación de la naturaleza, actividad al aire libre…coger una escopeta y disparar sobre un animal silvestre es insólito. Alguien tendrá que ordenar todo esto, alguien tendrá que decir algo… ¿o es que todos (incluidas instituciones) van a estar escondidas, calladas? Esto es un insulto a todo y la asociaciones firmantes extremeñas no va a permanecer impasible y anuncia una gran campaña de información en la que también está contemplada la recogida de firmas en la FIO 2017 a través de algunos stands de algunas de estas Asociaciones firmantes y una campaña, que verá la luz esta semana, en change.org, para anular esta ayuda y exigir las responsabilidades pertinentes en la administración extremeña.

Asociaciones que firman este comunicado:
  • AMUS. Acción por el Mundo Salvaje.
  • DEMA. Defensa y estudio del Medio Ambiente.
  • Ecologistas en Acción Extremadura.
  • Ecologistas Extremadura.
  • Fundación Global Nature.
  • Grus Extremadura.
  • Sociedad Extremeña de Zoología
  • ADENEX
 


martes, 31 de enero de 2017

Denuncian derribo nidos avión común y piden se les respete

La Coordinadora de ONGs Ambientales de Extremadura integrada por:
ANSER (Asociación Naturalista de la Serena), AMUS (Acción por el Mundo Salvaje), Adenex (Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura), SEO/BirdLife (Sociedad Española de Ornitología), Sociedad Extremeña de Zoología, Ecologistas Extremadura, Grus Extremadura, Ecologistas en Acción de Extremadura, Fundación Global Nature y DEMA (Defensa y Estudio del Medio Ambiente), ha enviado sendos escritos oficiales al Director General de Medio Ambiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura y al alcalde de Almendralejo denunciando la eliminación de 272 nidos de avión común y, para evitar que las aves vuelvan a construir sus nidos, la instalación de medidas disuasorias que consideran son ilegales.

Recuerdan que el avión común (Delichon urbica) es una especie protegida y aparece en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura como ave de interés especial.

Adelantan que en el mes de abril de 2016 y con número de registro oficial de entrada 2016002030002747/fecha 05-04-2016/10:53:29.163, DEMA cursó informe y solicitud, dirigido a doña María Jesús Palacios, Jefa de Sección del Servicio de Conservación de la Naturaleza de la DGMA de su Consejería, sobre la situación de la colonia de avión común (Delichon urbicum), situada en los aleros del edificio de la Escuela Oficial de Idiomas de Almendralejo. En el mencionado escrito, remitido igualmente al SEPRONA y al alcalde de Almendralejo, se exponía la delicada situación de esta colonia y de la propia especie en el resto del casco urbano de Almendralejo. Esta situación de desamparo del pequeño avión común viene causada por la sistemática eliminación de sus nidos en esta ciudad, ya que, con autorización o no de la DGMA, se está propiciando la disminución de efectivos de este insectívoro tan beneficioso para la salud de los ciudadanos que ignorantemente tratan de expulsarlos de sus colonias apoyados por la mala gestión de responsables técnicos y políticos de la Administración Pública.

La Coordinadora de ONGs Ambientales de Extremadura estima extremadamente arriesgada la decisión del Servicio de Conservación de la Naturaleza de la DGMA, al haber permitido la eliminación de esta colonia sin la realización de un estudio previo de la situación de sus poblaciones en el casco urbano. Y lo más grave aún, haber hecho caso omiso al escrito de DEMA en el que se advertía de este extremo y que por otro lado ni siquiera ha tenido respuesta oficial habiendo transcurrido ya 10 meses desde su envío, por lo que también exigen una explicación oficial.

Expresan en su escrito que el alcalde de Almendralejo presentó a la DGMA firmas de vecinos (Nº?) que solicitaban la eliminación de los nidos pero “olvidó” remitir las 729 firmas que, a través de Change.org, fueron enviadas previamente al Ayuntamiento de Almendralejo a finales de marzo pasado, solicitando la NO eliminación de esta colonia. El documento con la relación de las 729 personas que firmaron esta petición a través de Change.org, fue remitido de nuevo al Alcalde junto a la denuncia realizada.

Tras la eliminación en días pasados de la colonia en cuestión con autorización del Servicio de Conservación de la DGMA, el Ayuntamiento de Almendralejo ha instalado, bajo los aleros donde se situaban los nidos, unos dispositivos metálicos de dimensiones considerables para disuadir a las aves de volver a construir sus nidos en dicho edificio. Además, y según comunicó a esta Coordinadora el propio Jefe del Servicio de Conservación, la DGMA no autorizó ninguna medida disuasoria. Dudamos de la legalidad de esta, al mismo tiempo que se recuerda, como triste precedente, la muerte de una cigüeña blanca en un edificio de Navalmoral de la Mata el pasado año, tras quedarse literalmente PINCHADA en uno de estos criminales puñales para aves y otro caso similar hace unos días en el entorno de Almaraz. (Se acompaña documentación gráfica de la ubicación de estos artilugios).

A través de su escrito la Coordinadora de ONGs Ambientales de Extremadura expone una alternativa planteando que existe un sistema eficaz patentado, denominado Birds Clean, que recoge hasta el 98% de los excrementos bajo las colonias de avión común y que evita la eliminación de los nidos sin afectar negativamente a las aves. El sistema se adapta estéticamente a cualquier edificio e incluso se limpia con el propio agua de lluvia por lo que su mantenimiento es mínimo. La Coordinadora dice tener constancia de que este sistema ha sido presentado ya al Servicio de Conservación de la Naturaleza de la DGMA y si constituye una alternativa técnicamente viable a la eliminación de los nidos, además de estar homologado, la concesión de autorizaciones para erradicarlos podría incluso no ajustarse a la legalidad.

Expresan que el edificio público que acoge a esta colonia alberga al Centro de Profesores y Recursos de la Comarca de Tierra de Barros, al Centro de Educación de Adultos del Ayuntamiento de Almendralejo y la Escuela Oficial de Idiomas. La mayor presión para la eliminación de los nidos, además de provenir de algunos vecinos de la barriada,parece haber tenido apoyo desde el propio Centro de Educación de Adultos por la suciedad que los excrementos provocan en las ventanas. La Escuela Oficial de Idiomas no ha participado en esta iniciativa.

Plantean que los artefactos instalados no están homologados ni autorizados por lo que consideran son ilegales.
Por otra parte comentan en el escrito que los pinchos instalados pueden poner en grave peligro la vida de esta especie protegida y si aparece algún ave muerta por esta causa la Coordinadora presentará la correspondiente denuncia.

Otra de las cuestiones planteadas es que la distancia entre la fachada que albergaba los nidos y la primera línea de aparcamientos de vehículos es considerable por lo que también adjuntan fotos al documento, ya que el argumento de los vecinos giraba en torno a la suciedad sobre los vehículos.
Un razonamiento aplastante, amparado en la propia biología de las aves, es que esta especie es eminentemente insectívora, consumen diariamente miles de insectos que son perjudiciales para las personas y por tanto la función que desempeñan tiene un alto valor de prevención sanitaria para la población.



Por otro lado dice la Coordinadora de ONGs que de los 272 nidos censados en la colonia de este edificio, en la temporada de 2016, (que la convierte en la más importante de esta localidad) se contaba con un total de 544 individuos reproductores. Consumiendo un mínimo de unos 20 gramos de insectos diarios por ave, cada día eliminaron 10,880 kg de insectos perjudiciales para las personas, por lo que constituyen una indiscutible contribución a la calidad de vida de las personas que viven en la Barriada de San José. A esta cifra de parejas hay que añadir, en época reproductora, los pollos volados que multiplicaron por 4-5 la cifra, es decir fueron más de 43 kg de insectos los consumidos en esta barriada, todos los días durante los meses de verano. Y si realizaron una segunda puesta, ya que es normal que lo hagan, estas cifras se multiplicaron por 4-5 y a su vez elevaron a más de 150 kg diarios los insectos eliminados. Lo que viene a demostrar el grave error cometido cuando se destruyen nidos de esta especie en un entorno urbano.

Argumentan que si la próxima temporada estas aves no pueden instalar sus nidos en este edificio, elegirán otros edificios alternativos próximos por lo que posiblemente muchos de los vecinos que firmaron para la retirada de los nidos se pueden encontrar con el “problema” en su propia casa, y además sin poder eliminarlos so pena de estar infringiendo la ley y probablemente ser denunciados.
Otra cuestión importante que expresan en su escrito es que si el ayuntamiento de Almendralejo no actúa en consecuencia estudiarán solicitar a la Junta de Extremadura que le sea retirado el calificativo de “Ciudad Sostenible y Respetuosa con el Medio Ambiente”.

Por todas estas razones han solicitado a la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura que inste al Ayuntamiento de Almendralejo a la retirada de forma inmediata y al menos antes del día 15 de febrero de 2017, del sistema de pinchos instalados bajo los aleros de la Escuela Oficial de Idiomas. Por considerarlos una forma de disuasión ilegal y, por otro lado, por estimar -dicen- es un ejemplo bochornoso y tercermundista que ofrece una imagen extremadamente pobre, de bajo nivel cultural y de falta de sensibilidad ambiental, no solo del Ayuntamiento de Almendralejo, sino de la propia Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura que, por su permisibilidad, propicia una evidente complicidad con esta lamentable actuación.


Piden al Servicio de Conservación de la Naturaleza de la DGMA, que en lo sucesivo se evalúe con el máximo rigor técnico la situación de la especie en todos los espacios urbanos de Extremadura para evitar errores como el cometido en la colonia situada en el edificio de la EOI de Almendralejo y también en otra colonia de estas aves, con similares características, aunque no han instalado ninguna medida disuasoria, y que se encontraba situada en Monesterio.

También proponen en su escrito que se estudie la posibilidad de instalar las estructuras que ofrece el método tipo “Birds Clean” que con unos sencillos elementos en forma de cornisa paralela permite recoger de forma eficiente los excrementos de estas aves, ya que constituye una alternativa homologada y técnicamente viable a la eliminación de los nidos. Este sistema ya ha sido instalado en el colegio público de Almassora en Castellón, así como en el colegio Virgen del Prado de la Roca de la Sierra. Badajoz.

Enlace recogida firmas Retiren los artilugios anti-Aviones Comunes del edificio Escuela Idiomas Almendralejo