jueves, 28 de agosto de 2003

Piden el cierre de Almaraz ante las claras muestras de deterioro que presenta

Ante los reiterados accidentes y problemas que viene manifestando la Central Nuclear de Almaraz desde Ecologistas en Acción de Extremadura se pide una completa revisión de todos los sistemas de seguridad de la planta y el adelantamiento del cese de actividad de esta planta actualmente previsto para el 2010 y que desde esta Asociación se considera debería ser inmediato.

El pasado 17 de Agosto un nuevo incidente obligó a la Central Nuclear a parar la actividad de la Unidad II que nuevamente ha reflejado sus claras deficiencias en seguridad.

En este suceso y según la información de que dispone esta Asociación se ha producido un nuevo problema en uno de los aspectos más deficientes de la central nuclear, sus sistemas de refrigeración, que esta Asociación viene denunciado repetidamente como poco seguros y que motivaron una sanción del CSN a la central que trató de ocultar estos problemas. Como ya denunció Ecologistas en Acción de Extremadura las sanciones que se imponen a las centrales nucleares son insignificantes para los grandes beneficios económicos que obtienen y no parecen haber servido para que se solucionen los problemas de inseguridad y escasa transparencia informativa de la central nuclear de Almaraz.

En este incidente se ha producido un aumento de presión (debido a un aumento de temperatura) que la central no ha especificado si se ha producido en el circuito primario ( que es calentado directamente por la reacción de fisión nuclear) o en el circuito secundario ( que mueve las turbinas) en ambos casos es un suceso grave que ha disparado las válvulas Hopkinson que liberan esta presión.

Ecologistas en Acción de Extremadura pide al CSN se aclare si el aumento de presión se ha producido en el circuito primario ya que entonces podría haber conllevado una liberación de radioactividad mayor de la habitual aumentando el riesgo de contaminación radiológica para la población que tendría derecho a conocerlo.

En este sentido desde esta Asociación se considera que los datos de radiactividad en el entorno de las centrales nucleares deberían ser fácilmente accesibles para los ciudadanos que deberían poder conocer los niveles de radioactividad emitidos por la central en tiempo real.

Según los datos que maneja esta Asociación se ha estado reparando el sistema de seguridad de una válvula pero también parecen existir problemas en las señalizaciones de instrumentación que son los dispositivos luminosos que indican el correcto funcionamiento o los fallos, desde Ecologistas en Acción de Extremadura también se ha mostrado alarma por estos hechos que podrían provocar que pasaran inadvertidos problemas de la planta haciendo que no fueran detectados por los operarios o que no se disparasen las alarmas a tiempo.

Todos estos problemas lo que vienen a reflejar según Ecologistas en Acción de Extremadura es el avanzado estado de deterioro de la central, que como un viejo coche empieza a presentar continuas averías que hacen recomendable dejar de usarlo.

Desde Ecologistas en Acción de Extremadura se lamenta que los intereses económicos de una empresa privada se estén anteponiendo al derecho a la salud de los ciudadanos y pide a los diferentes partidos políticos que tal y como desean la mayoría de los ciudadanos emprendan medidas para eliminar de Extremadura y de España esta fuente de Energía tan peligrosa.