miércoles, 29 de junio de 2022

Califican de error garrafal que se pueda declarar BIC las rehalas y las monterías en Extremadura.

Ecologistas Extremadura ha calificado de absoluto despropósito que el Consejo de Gobierno del 28 de Junio de 2022 haya aprobado la  declaración como Bien de Interés Cultural (BIC)  las monterías y las rehalas.

Lamentan que no se hayan atendido adecuadamente las alegaciones presentadas, al extenso informe elaborado por la plataforma contra la declaración del BIC y apoyada por un prestigioso antropólogo ni a las cerca de 100.000 firmas contrarias a este BIC.

Creen que esta declaración además de no ajustarse a la legislación en esta materia en nada ayuda a la protección de la cultura, más bien al contrario y no acaban de entender que los políticos que dirigen Extremadura sean tan insensibles al sufrimiento animal que conllevan las monterías y la rehalas, donde habitualmente cientos de perros, que la mayor parte del resto del año lo pasan encerrados en pequeñas jaulas persiguen a todo tipo de animales matando a algunos y empujando a otros para ponerse a tiro de cazadores que los matan.

Critican que desde la Junta de Extremadura se ahonde más en su política de destinar dinero público a actividades con crueldad hacia los animales, lo que crea desafección entre parte importante de los ciudadanos y más injusticia social apoyando actividades elitistas con los impuestos de todos.

Desde esta organización están estudiando que medidas tomar ante esta aprobación que confiaban no se iba a producir, sobre todo para intentar evitar que se gaste más dinero público en promover caza que actualmente se llevan ingentes cantidades del presupuesto público en subvencionar a Fedexcaza promotora del BIC, en mantener miles de hectáreas de terreno público destinados a la caza, en subvenciones a los cotos de caza, … pero no contentos con eso lamentan que ahora quieren dedicar dinero de cultura para defender esta actividad que recuerdan ha indignado a la sociedad extremeña en múltiples ocasiones, como en el famoso caso de la montería de Herreruela en que se despeñaron varios perros y un ciervo.




Para esta organización algunos de los ritos de esta supuesta cultura no sólo no se deben proteger como bien cultural sino que se debería pensar en como evitarlos, ponen como ejemplo el bautismo de sangre de los monteros, en muchas ocasiones menores de edad, que además de desagradable para la mayoría  es antihigiénico.

Piden al gobierno extremeño que reflexione y rectifique, ya que esta medida puede tener el rechazo de buena parte de sus votantes y el aplauso de muchos que nunca votarían a un partido socialista.



lunes, 21 de marzo de 2022

Indignación en Ecologistas Extremadura por la respuesta de la Consejería de Cultura respecto a las alegaciones a propuesta de BIC para rehalas y monterías

Ecologistas Extremadura y muchas personas que su día presentaron alegaciones a la resolución del 24 de marzo de 2021, de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte por la que se incoaba expediente de Declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de “Patrimonio Cultural Inmaterial” a favor de la Monterías y Rehalas en Extremadura, se sienten defraudadas y estafadas por la respuesta del director general de Bibliotecas, Archivos, y Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura, de la Junta de Extremadura, Francisco Pérez Urbán.  Su respuesta les parece lamentable, ya que no se ha contestado con argumentos técnicos a lo que en dichas alegaciones se exponía y reclamaba, por el contrario, les parece una contestación hecha al dictado de las Asociaciones de Cazadores que están a favor de la declaración de BIC de las Monterías y las rehalas. 

Condiciones en que se transporta a perros de rehala, según parece para la Consejería de cultura esto podría ser merecedor de declararse bic

En sus alegaciones manifestaban en primer lugar, que la ley 2/1999, de 29 de marzo, de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura en el artículo 6.3 hace referencia expresa a los Bienes que pueden ser declarados de interés cultural: “las artes y tradiciones populares, los usos y costumbres de transmisión consuetudinaria, ya sea en canciones, música, tradición oral, o las peculiaridades lingüísticas, o también las manifestaciones de espontaneidad social extremeña”.  Y respecto al patrimonio etnológico se destacaba en el capítulo cuarto, de dicha ley, que “Los lugares, los bienes muebles e inmuebles, así como las actividades, y conocimientos que constituyan formas relevantes de expresión o manifestación de la cultura de origen popular, y tradicional extremeña en sus aspectos materiales, o intangibles” serían el objeto de las Declaraciones de Bienes de Interés Cultural de la Comunidad Autónoma de Extremadura, haciendo una clara referencia a que deben ser manifestaciones propias de Extremadura, ya sea de una expresión o de un hecho diferencial que solo debe ser y caracterizar a nuestra tradición extremeña, ya sea de ámbito local, provincial o regional.

las Monterías no son de originales de la Comunidad Autónoma Extremeña, ni pertenecen a nuestras tradiciones, esto claramente es así, y por esa razón no tendrían que protegerse las Monterías y las rehalas, dentro del ámbito de la Comunidad Autónoma de Extremadura si no si acaso a nivel de toda la nación española o más bien de varios países de Europa, si fuera el caso o fuera una demanda popular que afortunadamente no lo es, por lo cruel de esta práctica de caza con los perros de las rehalas y las especies cinegéticas.

Las monterías y las rehalas fueron importadas de la Comunidad Autónoma de Aragón, a través de la figura de “El Montero de Alpotreque” Antonio Covarsí Vicentell (1848-1937), cuando se trasladó a vivir a nuestra región hace poco más que cien años, las trajo desde su Aragón natal, ya que allí ya se practicaban. Las Monterías y las rehalas se practican en toda España, y más aún también en el resto de Europa, pero afortunadamente cada vez menos, debido al desinterés de la población en general, y por la mayor concienciación con el sufrimiento animal, y la defensa de los derechos de las especies animales. 



Ciervos matados en una montería


Resulta llamativo que se conteste a esto desde la Consejería de Cultura, aludiendo a que se deben declarar BIC por que también se ha hecho en la Comunidad Autónoma de Andalucía, y contradiciendo a la propia ley extremeña. Realmente parece que se está faltando gravemente al espíritu de la ley, y sólo se lograría entender por las presiones del Lobby de la caza, y el miedo de el avance de las ideas más rancias y denostadas de una minoría, o por cuestiones políticas, que nuestros gobernantes quieren imitar al gobierno de Andalucía en donde gobierna el Partido Popular con el apoyo de VOX.

Perros despeñándose en una montería en Herreruela

También en la contestación se hace referencia a la ritualización de las Monterías, y debe ser por vergüenza, en pleno siglo XXI, que no se dan detalles de los rituales que se practican dentro de las Monterías cuando un nuevo miembro entra a formar parte, y que se pretenden proteger como Bien de Interés Cultural y que es esto: el llamado rito de la “noviez” (hacerse novio) es el ritual más representativo de las monterías y puede integrarse, al mismo tiempo, entre los expiatorios y los de iniciación, es un rito de “ordenación”, que se celebra cuando se abate la primera res en una montería, ritualizando el tránsito desde la condición de simple cazador al estatus de montero. Mediante una escenificación se reproduce un juicio penal: el cazador cumple el rol de “acusado”, la res abatida es la prueba del “delito”, mientras que el “tribunal” lo componen monteros veteranos, que explican un “pliego de cargos” por el “asesinato” de un animal, conducente a una “sentencia” (siempre inculpatoria) y un “castigo”, que es ejecutado habitualmente por el grupo de rehaleros. La sanción decretada conlleva superar una serie de pruebas que pretenden demostrar la hombría del aprendiz de montero (impregnación con la sangre del animal, colocación de las vísceras en la cabeza del reo, corte de algunos mechones del cabello, embadurnamiento con huevos y harina, etc.) 

En lo relativo a lo que expusieron en sus alegaciones  desde Ecologistas Extremadura y muchas personas sobre el maltrato a los animales que se realiza en la práctica de las monterías y lo que esto supone de contradicción con lo que se entiende que debe ser un Bien de Interés Cultural,  se puede afirmar esto no es patrimonio, y menos el maltrato que se ejerce contra animales indefensos, que en la mayoría de los casos no pueden huir de los monteros, ya que muchas de  las fincas donde se desarrollan estas cacerías están cercadas, se les acorrala, y muchos de ellos sufren terribles torturas por los perros de las rehalas que están adiestrados para ello, y pasan la mayor parte de su vida encerrados y salen con una necesidad extrema de violencia debido a sus circunstancias de frustración, y  a esto se contesta que para evitar esto ya están los Agentes de Medio Natural y los del Seprona, y eso que tiene que ver con que sea un Bien de Interés Cultural o no, se preguntan. 

Transporte de rehalas, esto fue dentro del Parque Nacional de Monfragüe y por tanto debió ser supervisado por Agentes, ¿esté hacinamiento para su transporte puede ser bic?

Desde Ecologistas Extremadura consideran que las administraciones responsables deberían dejar de malgastar dinero público y frenar los intereses de algunos agentes e instituciones que buscan el respaldo o el sello de lo “patrimonial” para recabar fondos públicos y dar protección jurídica a las rehalas y monterías, una actividad minoritaria que tiene un importante rechazo social, puesto de manifiesto por las alegaciones presentadas y las más de 95000 personas que han firmado contra la posibilidad de declararlas Bien de Interés Cultural en Extremadura.

Campaña de recogida de firmas contra la declaración de Rehalas y Monterías como BIC firmada por más de 95000 personas

https://www.change.org/p/guillermo-fern%C3%A1ndez-vara-no-a-la-bic-bien-inter%C3%A9s-cultural-de-las-rehalas-en-extremadura

Comunicado cientos de alegaciones contra bic rehalas y monterías

https://ecologistasextremadura.blogspot.com/2021/05/comunicado-de-la-plataforma-cientos-de.html

Respuesta recibida por Ecologistas Extremadura el 21 de Marzo de 2022

https://drive.google.com/drive/folders/1bL5VqyEd7NRkrH6YPNSz27Y78MgWzJrf?usp=sharing





jueves, 17 de febrero de 2022

Valdecañas debe ser una lección para mejorar y no una excusa para continuar errando

Las organizaciones de defensa del medio ambiente de Extremadura reclaman sentido común a los gestores del territorio y a los promotores de grandes proyectos en la región: las leyes ambientales deben cumplirse igual que se cumplen en el resto de la Unión Europea.

Desde que se anunció una sentencia del Tribunal Supremo ordenando la demolición total del complejo urbanístico Isla de Valdecañas, declarado ilegal en varias sentencias anteriores, la reacción mayoritaria de responsables de la Junta de Extremadura, alcaldes y vecinos ha sido cargar contra la protección de la naturaleza y, en definitiva, contra las leyes europeas y nacionales que establecen las mismas obligaciones para todos los estados de la Unión Europea, especialmente en lo relativo a Red Natura 2000. 

Nuestra administración sabe que todo el territorio protegido en Extremadura, ya sea por Red Natura 2000 o por otras figuras de protección, ocupa solo el 30,6% de la región, un porcentaje muy inferior al de muchas otras comunidades autónomas que, teniendo una parte mayor de su superficie protegida, no tienen esos problemas de desarrollo, como Cataluña con el 37,34% de su territorio bajo protección ambiental, Valencia con el 39,27%, Islas Baleares con el 35,34% o Madrid con un 41,24% de su territorio protegido (datos del Informe sobre el Estado del Patrimonio Natural y la Biodiversidad de España. 2013). Además existen numerosos estudios que muestran el valor económico y su importancia para el desarrollo de nuestro patrimonio natural (Evaluación de los Ecosistemas del Milenio.MITECO) 

El debate se ha centrado mayoritariamente en declaraciones de todo tipo contra una supuesta “excesiva” protección del medio ambiente en Extremadura, insistiendo que esa es la causa de todo lo que ha pasado en Valdecañas y, por extensión, de todos los problemas de desarrollo de Extremadura desde hace décadas, transmitiendo la impresión a la ciudadanía de la región, que estamos en un territorio ahogado por los espacios protegidos.

En realidad, los problemas de despoblación tienen otras causas, ya que son idénticos en municipios dentro o fuera de Red Natura, y están más relacionados con la falta de servicios e incentivos en zonas rurales alejadas, que puedan mantener y atraer a la población joven, pero también a los inversores tradicionales. Es un fenómeno generalizado en casi todo el mundo: la población tiende a concentrarse en núcleos urbanos que cuentan con los servicios tecnológicos, educacionales y sanitarios que necesitan. Atraer de nuevo a los jóvenes y emprendedores urbanos a los núcleos rurales o mantener allí a las nuevas generaciones, tiene más que ver con dotar a estas zonas de adecuados servicios, incentivos fiscales o ayudas al emprendimiento y no por eliminar la protección ambiental que la propia Junta propuso para menos de una tercera parte del territorio, donde se conservan los recursos de biodiversidad que Europa pide proteger. 

Desde las organizaciones de protección de la naturaleza de Extremadura, queremos dejar claro que también trabajamos por mejorar la región, por evitar saqueos injustificados de inversores sin escrúpulos (vean el caso de la mina de Aguablanca) y por ayudar a la administración a encontrar soluciones de desarrollo rural con futuro, cumpliendo las leyes ambientales de la Unión Europea y ofreciendo incentivos fiscales, servicios y facilidades a los emprendedores e inversores comprometidos con un desarrollo sostenible. 


domingo, 13 de febrero de 2022

Piden que las armas de caza no puedan estar en domicilios particulares tras un triple homicidio en Elche

 La ciudadanía se ha levantado con la noticia de que un niño de 15 años ha asesinado a su padre, a su madre y hermano de diez años en Elche con una escopeta de caza, tras castigarle sin wifi por las malas notas. Una fuerte pelea fue el desencadenante por el cual el menor mató de dos disparos a la madre y luego tiroteó a su hermano y a su padre. Habría convivido con los  cadáveres durante 3 días. Y desde Ecologistas Extremadura se preguntan: ¿ cómo un niño a esa edad tiene libre acceso a una escopeta de caza? ¿Cómo se puede actuar con tal frialdad? También se preguntan qué clase de valores se están inculcando para que lleguen a estos extremos, creen que algo se está haciendo muy mal.

Este hecho tan trágico hace que desde Ecologistas Extremadura quieran abrir el debate sobre que las administraciones permitan  la tenencia de armas de uso cinegético en las casas y lo que es peor, su uso por parte de menores en las batidas.

El contador de sucesos en los que resultan heridas o muertas personas por disparo de escopeta (entre estas mujeres víctimas de violencia machista y menores) sigue subiendo de manera alarmante. No hay semana en la que no nos enteremos por los medios de comunicación de un accidente de caza con resultado de herida o muerte de alguien que estaba circulando por el medio natural por deporte, ocio o  actividad cinegética. ¿Hasta cuándo las administraciones van a seguir permitiendo esto? se preguntan.

Que los cazadores guarden las escopetas en sus casas es un asunto de extrema peligrosidad, así como el hecho de que los menores tengan acceso a ellas. Cualquier situación conflictiva puede ser un detonante que puede convertir a alguien en un asesino, máxime si tiene un arma a su alcance.

Por eso desde Ecologistas Extremadura piden que se tomen cartas en el asunto y se prohíba definitivamente la tenencia de armas por parte de los cazadores en sus casas, así como el acceso de menores a ellas, que haya un depósito de armas y que tengan que ir a recogerlas cada vez que quieran usarlas y luego las devuelvan.

Cartel de zona de seguridad a pocos metros de una vivienda permanentemente habitada con denuncia ante la guardia civil por caída de perdigones sobre residente


viernes, 11 de febrero de 2022

Sorpresa e indignación ante la hipocresía de la Federación de caza respecto a un ciervo en una jaula supuestamente de Monfragüe

Desde Ecologistas Extremadura queremos que todos podamos ver así a los ciervos dentro del Parque Nacional de Monfragüe

 

Desde Ecologistas Extremadura han manifestado su sorpresa e indignación ante la hipocresía de la Federación de caza respecto a un ciervo en una jaula supuestamente de Monfragüe.

Desde Ecologistas Extremadura en primer lugar ponen en duda que las imágenes de este ciervo dentro una jaula sean recientes y del Parque Nacional de Monfragüe, algunas informaciones que ya están circulando en las redes apuntan a que la misma podría ser de un coto de Andalucía de hace varios años otras apuntan a un conocido organizador de monterías en Monfragüe, pero en todo caso esperan que se aclare ya que para ellos la Federación de caza no es una fuente de información fiable y que además la misma se ha negado públicamente a dar los detalles de la autoría del vídeo.

 En todo caso consideran que la intención por parte de la Federación de caza de que vuelvan monterías con rehalas a este Parque Nacional es disparatada, inaceptable y provocaría mucho más sufrimiento animal y pondría en riesgo a especies protegidas a las que pueden llegar a matar los cientos perros que se sueltan e incluso, la tranquilidad y seguridad de los visitantes del Parque Nacional de Monfragüe. 

Esta imagen de rehalas dentro del Parque Nacional ya no se dan dentro del Parque Nacional de Monfragüe pero la Federación de caza parece querer que vuelvan.

Aclaran que la caza está prohibida dentro de todos los Parques Nacionales españoles y en la mayoría de países del mundo.

Recuerdan desde esta organización que los cazadores son menos de un 2% de los españoles pero que tienen acotado más del 80% del país, pese a que el turismo rural y de naturaleza genera muchos más ingresos económicos por turismo, en este sentido la prohibición de cazar en los Parques Nacionales consideran deben extenderse a más espacios naturales para dar cumplimiento al artículo 45 de la Constitución española y ofrecer un turismo rural de más calidad, sin experiencias desagradables para el turista de naturaleza que a menudo genera la actividad cinegética y que ha pasado muchas veces en el pasado en el Parque Nacional de Monfragüe. Afortunadamente, afirman, ya es una etapa pasada, por lo que ahora el Parqué Nacional de Monfragüe es un destino muy atractivo y seguro para el turista de naturaleza, que se suele llevar experiencias muy satisfactorias.

Desde Ecologistas Extremadura van a registrar petición de información y denuncia para que se investiguen estos hechos si fuera posible determine quien y como ha colocado está jaula trampa y que pasó con el ciervo de las imágenes, pidiendo además un control más exhaustivo sobre el uso de cajas trampas en el medio natural que pone en riesgo a estos animales y a muchas especies protegidas que llegan a morir en las mismas afirman.

Caja trampa incautada por Agentes de Medio Natural de la Junta de Extremadura


miércoles, 5 de enero de 2022

Homenaje de las asociaciones ecologistas de Extremadura a la memoria de José Luis Pérez Chiscano

 Las entidades conservacionistas de Extremadura ante su triste fallecimiento desean compartir su consternación con su familia y seres queridos y reconocer unánimemente la labor pionera del Dr. Pérez Chiscano, como investigador, como ecologista destacado y como apasionado amante de la naturaleza.

Autor de decenas de artículos científicos y de varios libros sobre distintos elementos biológicos y ecológicos de la naturaleza del suroeste ibérico, su contribución a la investigación científica es innegable y difícilmente superable en su importancia, aún en la actualidad, cuando muchos profesionales de la ciencia han seguido su estela en ésta y otras regiones españolas. Entre sus logros más destacados se pueden señalar el descubrimiento de varias especies y taxones vegetales desconocidos como tales para la humanidad; la más conocida, la ya famosa orquídea Serapias perez-chiscanoi.

José Luis Pérez Chiscano también fue profesor en el instituto Pedro de Valdivia de Villanueva de la Serena, donde también dejó su huella como un excelente docente. Esta labor la continuó generosamente a título personal con muchos aficionados y profesionales de la naturaleza cuando dejó aquel trabajo para centrarse en su farmacia, ahora regentada por su hija en su ciudad natal.

Pero a estas labores de estudioso, investigador y docente también se une la de defensor de la naturaleza ante los ataques de los esquilmadores y de las personas con escasa sensibilidad ambiental; José Luis fue uno de los primeros presidentes de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), miembro destacado de ADENEX, de la Sociedad Micológica Extremeña y socio fundador de ANSER.

Las asociaciones que representan a centenares de personas preocupadas en Extremadura por la conservación del medioambiente desean que José Luis Pérez Chiscano quede en la memoria colectiva como uno de los más importantes referentes de la conservación ambiental en nuestro territorio. Le recordaremos con alegría y seguiremos con mucho orgullo su lucha por la naturaleza y el medioambiente.

Este comunicado es apoyado por las ongs ambientales ADENEX, AMUS, ANSER, DEMA, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN EXTREMADURA, ECOLOGISTAS EXTREMADURA, GRUS, SABIO MUDO, SEO/BIRDLIFE Y SOCIEDAD EXTREMEÑA DE ZOOLOGÍA.

LOGO_ANSER