domingo, 21 de marzo de 2004

Tiro de pichón, crueldad injustificada









Ecologistas en Acción de Extremadura se ha concentrado en la entrada de las instalaciones del Real Club de Tiro de Pichón de Badajoz ubicado en el km. 6 de la carretera Badajoz-Cáceres.


La actividad inicialmente prevista para el día 13 de marzo, con ocasión del Campeonato de España de Tiro de Pichón, se anuló ante la declaración de jornadas de luto por los terribles atentados terroristas en Madrid, en el convencimiento de que no se iba a celebrar esta actividad festiva, que sin embargo se llevó a cabo.

El objeto del acto de protesta, es manifestar su repulsa ante esta práctica, mal llamada deportiva, que causa un sufrimiento gratuito e injustificable a unos animales que, en situación de completa indefensión, son lanzados al aire para servir de blanco fácil a unos escopeteros que, sin necesidad de esfuerzo o destreza, se divierten abatiéndolos. En las pancartas que portaban los ecologistas se leía entre otras cosas “aquí se maltrata a los animales”, “ no a la matanza de pichones”, “¡Vaya educación para los niños!”, “señoritos trasnochados y pichones ensangrentados”, “Evitad la agonía de los animales”.

Otra de las acciones emprendidas por Ecologistas en Acción de Extremadura ha sido el envío de cartas de protesta y disconformidad a las empresas patrocinadoras del campeonato de tiro de Pichón: El Corte Inglés, Hotel Barceló-Zurbarán, Joyería Álvarez Buiza, El Monte, Nobleza del Encinar y Faesal, pidiéndoles no patrocinen este tipo de actividades.

Desde esta Asociación no logran comprender cómo se puede pasar una tarde divertida de domingo matando animales que por su juventud y poca destreza en el vuelo no pueden escapar de una muerte casi segura y quieren denunciar ante la opinión pública la pervivencia de esta actividad, propia de otros tiempos y no exenta de cierto sadismo.

Por desgracia, muchos de los escopeteros ni siquiera son buenos tiradores, y en muchos casos los pichones quedan en el suelo malheridos, intentando huir en larga agonía. El pichón malherido debe esperar a que uno de los jóvenes trabajadores del campo de tiro (como mucho pueden tener los dieciocho años) , vaya a por él, a veces puede pasar bastante tiempo, pues hay que esperar a que acabe la tirada, y entonces son rematados a golpes en la cabeza en el duro cemento de la pista de tiro.

Por otra parte, les parece inadmisible que se permita la entrada a menores de edad. Hay niños que contemplan el espectáculo e incluso juegan con los pichones moribundos, lo que a su juicio constituye una nefasta influencia en su educación.

En nuestro país hay Comunidades Autónomas, como la catalana, que han prohibido este tipo de actividades en su ley de protección animal. No es este el caso de Extremadura, por lo que solicitan a la administración autonómica que tome medidas legales de inmediato, prohibiendo el tiro de pichón, que fácilmente puede ser sustituido por el tiro al plato para quienes gusten de dar al gatillo sin esfuerzo.

En este sentido están llevando a cabo una campaña de envío de correos electrónicos al Presidente de la Junta de Extremadura para pedir que se modifique la Ley autonómica de Protección Animal, que actualmente excluye a la práctica del Tiro de Pichón de la prohibición general de utilizar animales en espectáculos o actividades que impliquen crueldad o maltrato.

Además han solicitado a los grupos políticos de la Asamblea que presenten mociones para prohibir el tiro de pichón, Izquierda Unida ya ha manifestado su disposición a presentarla y el PSOE ha manifestado que lo están estudiando, los ecologistas esperan que su respuesta sea favorable y están a la espera de la contestación del PP.