domingo, 10 de octubre de 2004

Critican la gestión de la quema de rastrojos de la Consejería de Desarrollo Rural

Ecologistas en Acción de Extremadura califica como de nefasto y caótico el final de la campaña alta de Incendios del Plan Infoex, debido en gran parte a la quema de rastrojos y cunetas. De esta manera y debido a las incesantes quemas ilegales de rastrojos durante el mes de septiembre y lo que va de octubre se han quemado numerosa masa forestal con más intensidad quizás en el sur de la provincia de Badajoz.

Desde principios de septiembre los rastrojos de cereal han ido ardiendo descontroladamente ante la impotencia, el descontrol y el desbordamiento de los medios del Plan Infoex, que no han podido acudir a tantísimo fuego descontrolado. Los agentes forestales y de medio ambiente no han parado de ir de un lado hacia otro, los helicópteros no han dejado de salir prácticamente ni un solo día, los vigilantes ya no sabían lo que decir por las emisoras, en definitiva un colapso total que ha llevado en este final de campaña a arder: huertas, graneros, naves de alpacas, tractores, almendrales, olivares, dehesas, repoblaciones de encinas, eucaliptales, vegetación de ríos y arroyos, montes de bosque mediterráneo... día a día han ido ardiendo los reductos de masas forestales en zonas como Fuente de Cantos, Calzadilla, Fuente del Maestre, Bienvenida, Villagarcía, Hinojosa, Usagre, Llerena, Azuaga, Campanario, Valencia de las Torres, Higuera de llerena, Berlanga, Maguilla... En muchos casos ni siquiera se ha podido acudir, quemándose pequeñas zonas de monte y encinar que ni siquiera ha sido contabilizado por la Junta de Extremadura.

Destacan incendios recientes de importancia como el de la Sierra de Calzadilla(que este año a ardido dos veces, la última el día 4 de octubre), Fuente del Maestre, Campanario, Villagarcía-Llerena... casos en los que han ardido sierras enteras procedentes de fuegos de rastrojos. O el incendio de causas aún no aclaradas de más de 1500 hectáreas en Montehermoso.

Gran parte de culpa la achacan los ecologistas a la propia Consejería de Desarrollo Rural, que con su orden de 30 de Julio de 2004 abría la posibilidad del adelantamiento de la quema de rastrojos al 15 de septiembre, sin tener en cuenta varias cosas:

- Que no se puede fijar una fecha fija sin tener en cuenta los condicionantes metereológicos, por algo está prohibida esta quema hasta el final de la época de peligro alto, contraviniéndose con esta iniciativa la legislación estatal.


- Que en extremadura no hay grandes zonas de campiña exclusiva, sino que estas zonas están salpicadas de zonas forestales, repoblaciones, montes, arroyos... que dan gran diversidad al territorio.


- Que en muchos casos los agricultores cobran una parte de subvenciones por la realización de buenas prácticas agrarias, incluyendo la NO quema de rastrojos y que por tanto es ilegal.


- Que la quema de rastrojos es una práctica no recomendable para la conservación de los suelos y que elimina gran parte de la alimentación a muchas especies para pasar el invierno, entre ellas las cinegéticas.

Por todo ello solicitan que esta orden de “Promoción del Fuego” sea anulada y sustituida por otra de prevención de incendios en la quema de rastrojos, de manera que sea obligatorio la realización de un plan de prevención con la realización de cortafuegos perimetrales tras la cosecha de cereal (pudiéndose agrupar en quemas de no más de 5 hectáreas), realización de cortafuegos alrededor de grupos de árboles y de ejemplares aislados, zonas de riberas, lindes, casas y otros elementos a salvaguardar. Siendo obligatorio la presentación de esta información junto la solicitud de subvenciones y multándose aquellos rastrojos que no tengan hecho dicho plan a los 8 días de la cosecha ó que ardan sin tener realizada la prevención.

Así mismo creen necesario la potenciación de otras labores que no necesiten la quema de rastrojos, y la subvención de maquinaria adaptable a estas, o el uso de estos restos orgánicos como biocombustible, en todo caso con la entrada en vigor de las medidas para cumplir el protocolo de Kioto, se deberán tomar medidas para garantizar que no se producen quemas de rastrojos.

Por toda esta situación creada por la propia consejería de Desarrollo Rural, y su incapacidad para despertar y acabar con este despropósito, solicitan que dimita el Sr. Consejero de Desarrollo Rural, así como que las competencias en Incendios y Vías Pecuarias vuelvan a la Consejería de Medio Ambiente creándose una gran Viceconsejería de Medio Ambiente.

Para finalizar, critican a los sindicatos agrarios que con sus declaraciones se han convertido en más que avivadores de muchas de las llamas que durante estos días han estado haciendo un gran daño, no sólo al medio ambiente, sino a muchas propiedades particulares y cultivos.

Por todo ello que piden más vigilancia, incrementando la guardería de Medio Ambiente y del SEPRONA, persecución penal de los incendiarios y publicidad de las condenas para conseguir un efecto disuasorio