viernes, 1 de octubre de 2004

Destrucción de patrimonio arqueológico

Ante la noticia aparecida de dar carpetazo a las excavaciones arqueológicas en la autovía de la Plata, en su tramo de Fuente de Cantos, por parte del Ministerio de Fomento y de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura expresan su preocupación por lo que está suponiendo para la conservación del Patrimonio Natural y Arqueológico en Extremadura. Al secretismo y falta de información existentes en cuanto a la aparición, conservación, excavación de yacimientos arqueológicos en cuanto existen ciertos proyectos mineros, grandes presas como Alqueva, gaseoductos, cementeras como Alconera y en este caso la Autovía.

Opinan que con la decisión de forzar el cese de las excavaciones en la A-66 por parte de fomento y la Junta, sólo se beneficia a las empresas y no al interés general de todos los extremeño que es que se compatibilicen la Autovía con la protección del Patrimonio Arqueológico. Estas prisas consideran que puede responder a dos cuestiones: el dinero(para las empresas) y el interés político en quien inaugurará las obras. Acusan a la Consejería de Cultura y la Dirección General de Patrimonio de estar realizando una política de protección del patrimonio arqueológico nefasta, dejando que se pierdan muchos restos, esto impedirá explotar nuevos yacimientos de desarrollo y potenciación de su localidad a través del turismo rural y cultural.

Temen desde esta Asociación que el interés o las medidas a tomar a la hora de conservar este rico patrimonio depende más del color de ayuntamiento que del valor intrínseco de los restos, y cuando las obras las hace la junta u otros organismos oficiales se mira para otro lado.

Dicen que además del yacimiento romano de Fuente de Cantos, también se está excavando otro en la localidad de Monesterio donde ha aparecido una Necrópolis con entre 50 y 100 tumbas romanas del siglo II al III d.c, que correspondería con una villa de gran extensión ligada a la minería de hierro de la zona; existiendo además otros yacimientos que todavía no han sido estudiados. Debido al secretismo y oscurantismo de la Dirección General de Patrimonio no se sabe mucho más de esto, aunque todo parece indicar que correrá igual ó peor suerte que el yacimiento arqueológico de Fuente de Cantos.

De esta manera y claramente se está poniendo en peligro lo ya realizado con el proyecto Alba-Plata, ya que en vez de poner en valor dichos yacimientos que se encuentran al pie de la Vía de la Plata se mira para otro lado y se engaña a los ciudadanos pretendiendo hacer ver que se conserva el patrimonio arqueológico. Se preguntan: ¿Cuántos yacimientos se han enterrado, destruidos con la autovía de la Plata? ¿De cuántos no nos habremos enterado? Como puede ser que no haya soluciones para defender el patrimonio público y compatibilizar lo uno con lo otro. Cuando no se quiere no hay. Sobre todo porque debe haber prisa en ver quien inaugura dicho tramo.

Desde esta Asociación achacan parte de estos problemas a la aprobación de estudios de impacto ambiental muy deficientes que no estudian adecuadamente los valores del patrimonio natural y arqueológico existente amenazado, consistiendo en la mayoría de los casos en una recopilación bibliográfica y unas escasas visitas, esto provoca que en muchas ocasiones se descubran muchos de los daños ambientales o arqueológicos cuando se inician las obras, practicándose entonces una política de hechos consumados.

A juicio de Ecologistas en Acción Extremadura la “NO” conservación y puesta en valor de estos yacimientos suponen un duro revés para el conocimiento histórico-arqueológico de Extremadura y un paso atrás para el desarrollo sostenible de las poblaciones afectadas, que pierden los servicios(a favor de ciertas empresas) y además la posibilidad de desarrollo de un turismo cultural sostenible.