sábado, 4 de octubre de 2008

Desconfían de la versión oficial acerca de la mortandad de peces en las inmediaciones de la central nuclear



Ecologistas Extremadura califica de “engañabobos” la información ofrecida por la delegada del gobierno acerca de la mortandad de peces en el río Tajo, y se pregunta a quién pretende engañar.

La asociación ecologista desea poner en conocimiento de la opinión pública que la mortandad de peces en la zona no es algo nuevo, pues ya en agosto varios de sus miembros pudieron comprobar in situ la presencia de peces muertos en las orillas del embalse de Arrocampo, y formularon las denuncias correspondientes ante la Confederación Hidrográfica del Tajo, el Seprona, la Consejería de Medio Ambiente y el Consejo de Seguridad Nuclear. Este último respondió diciendo que no tenía constancia de un aumento de la evacuación de radiactividad en el agua “por encima de lo habitual”. Tampoco le constaba la comunicación de incidencia alguna en la central.


Agua contaminada que se descarga de Arrocampo al Río Tajo





Espumas en el Río Tajo en la zona donde se vierten las aguas de Arrocampo que refrigera la central nuclear de Almaraz 16 Agosto de 2008, al fondo Parque Nacional de Monfragüe



Peces muertos en Arrocampo 16 Agosto 2008

La mortandad de peces se repitió en septiembre, ahora en mayor cantidad, aguas debajo de la presa de Arrocampo y en la zona conocida como Playa España.


Ecologistas Extremadura sencillamente no comparte las explicaciones proporcionadas por la delegada del Gobierno y la propia central, en el sentido de que se trata un proceso normal de eutrofización que no tiene que ver con el funcionamiento de la central nuclear, ya que constituye un disparate hablar de eutrofización “natural” cuando se están vertiendo continuamente al cauce compuestos químicos y sustancias orgánicas, se disminuyen drásticamente los caudales hídricos o se sobrecalienta el agua debido al proceso de refrigeración de los reactores.



En cuanto a la medida adoptada de analizar el agua, a la asociación ecologista le parece una medida acertada pero insuficiente, ya que debería completarse con el análisis de un número representativo de ejemplares de peces para descartar o confirmar la presencia de sustancias tóxicas en sus tejidos.


2 comentarios:

Naturaleza herida dijo...

¿Es que nos toman por idiotas la delegada del gobierno y el consejero de las eléctricas?. La relación es evidente, muy acertado vuestro artículo

María dijo...

¿Cuando vamos a saber realmente la radioactividad que emite la central nuclear de Almaraz? Los he estado buscando y no he sido capaz de encontrarlos en Internet. Lo único que dan son unas medias diarias de radioactividad en la comarca, previamente corregidas, con lo que a mi no me merecen ninguna confianza. Me están defraudando algunos del PSOE que defienden esta central nuclear, deberían haberlo dicho más claro antes de las elecciones, me siento engañada.