viernes, 31 de octubre de 2003

Denuncian trabajos ilegales en el río Almonte y pide su paralización inmediata

La Asociación Ecologistas en Acción de Extremadura ha denunciado los trabajos que está realizando la empresa adjudicataria encargada de elaborar el proyecto para el abastecimiento de agua a Cáceres (Control y geología S.A.), desde ecologistas en acción han manifestado su preocupación por la finalidad de los trabajos que se están realizando en las proximidades de Monroy; estos trabajos que en teoría deberían consistir en estudios sobre geología de la zona de cara a la redacción de dicho proyecto, se han utilizado para construir un camino al margen del río por el que puede circular maquinaria pesada, por este motivo desde esta Asociación se preguntan si esto es solo parte de esos estudios o la empresa adjudicataria está aprovechando para iniciar algo más que el estudio para el que tienen permiso, aplicando la política de hechos consumados que según esta Asociación acostumbran a realizar las grandes empresas que trabajan en Extremadura.

Desde Ecologistas en Acción de Extremadura consideran totalmente inapropiada la construcción de este macro-embalse de gran impacto en una zona declarada LIC (Lugar de interés Comunitario) y que tiene prevista su declaración como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) esta zona es muy importante para una rica comunidad de especies amenazadas con el alimoche, águila perdicera, águila real, halcón peregrino o en grave peligro de extinción como el águila imperial con una pareja nidificante en la zona afectada o la cigüeña negra con 4 parejas nidificantes. Además los ecologistas consideran que este embalse provocará un daño importante para la comunidad piscícola de peces autóctonos muy apreciados por muchos pescadores de la zona y daños irreversibles en uno de los ecosistemas fluviales todavía relativamente bien conservados de Extremadura e implicaría también la destrucción de importantes restos arqueológicos y un impacto paisajístico inaceptable.

Esta Asociación también ha destacado la proximidad de esta zona al parque natural de Monfragüe, por lo que en un futuro el turismo rural podría ser una fuente de ingresos a tener en cuenta dentro de los municipios afectados por el embalse, en este sentido consideran que la construcción del mismo afectará seriamente a los recursos ambientales de los que dependerían dichos ingresos.

Ecologistas en Acción de Extremadura urge a que se consideren otras posibilidades, en este sentido solicita se estudie la viabilidad de construir el embalse, o un azud aguas abajo, donde el Almonte se une con la presa de Alcántara en término de Santiago del Campo, con la misma cota del embalse de Alcántara con lo que no se añadirían nuevos impactos, de esta forma el azud puede mantener un nivel de agua estable al margen de las subidas y bajadas de nivel del embalse de Alcántara dedicado a la producción de electricidad; con esto la captación ya existente junto al puente de la carretera que une Torrejón el Rubio con Cáceres podría seguir siendo totalmente funcional aprovechando así el trasvase ya construido para llevar el agua al embalse de Guadialoba, desde esta asociación consideran esta opción más acertada y más que suficiente para las necesidades actuales y futuras de Cáceres, con la diferencia de ser mucho menos agresiva para el medio natural y probablemente también menos costosa.

Desde este colectivo consideran que no se ha valorado suficientemente el valor de las tierras que se inundarían bajo esta presa y las repercusiones socio-económicas negativas que tendría sobre las poblaciones afectadas.

Por estas y más razones desde Ecologistas en Acción de Extremadura rechazan la idea de construir un embalse de las dimensiones que se barajan y pide que se estudien proyectos alternativos de menor coste ambiental y social, que permitan conjugar el necesario abastecimiento de aguas de calidad para la ciudad de Cáceres con la conservación del cada vez más deteriorado medio ambiente y además con un importante ahorro para los contribuyentes..

Además esta Asociación pide a las autoridades se proceda a paralizar los trabajos y a sancionar a la empresa que esta realizando actividades como construcción de pistas según parece sin contar con un estudio ambiental que las autorize, lo que les parece inadmisible.

>>Informe de la Plataforma para la defensa del río Almonte y su entorno