viernes, 30 de junio de 2006

Emisiones radiactivas en Almaraz


El 29 de Junio de miembros de Ecologistas en Acción de Extremadura desplazados a Almaraz han comprobado niveles de radioactividad superiores a los legalmente admitidos para el público general, en concreto mediante el contador Geiger homologado que han empleado han llegado a detectar hasta 0,71 microsievert/hora siendo la media de las mediciones que han recogido en el pueblo de Almaraz de 0,68 microsievert/hora desde Ecologistas en Acción sospechan que la central nuclear, coincidiendo con la parada no programada y las labores de reparación ha abierto la zona de contención y ha liberado gases radioactivos a la atmósfera, pese al riesgo que supone para la población no ha existido aviso conocido a los ciudadanos del entorno, como por otra parte parece ser la práctica habitual.

Desde Ecologistas en Acción de Extremadura consideran necesarias medidas de protección a la población que estaría inhalando parte de estos gases radioactivos y que se hagan públicas tales actuaciones, que en muchas ocasiones, denuncian, se producen de noche.

Manifestación por el cierre de Almaraz
10 septiembre 2005

A raíz del enésimo incidente en el Reactor número 2 de la Central Nuclear de Almaraz que provocó una parada no programada el 27 de Junio a las 9:21, pese a que la central y el CSN han restado importancia al mismo, la parada se ha producido en un momento en que existían problemas de refrigeración, en las bombas principales encargadas de refrigerar el circuito primario. Desde esta Asociación consideran muy grave que si la dirección de la central y el propio CSN conocían la existencia de problemas de funcionamiento en las bombas principales de refrigeración del primario no se haya parado el funcionamiento del reactor para repararlo, y que se haya esperado a la acumulación de otra nueva avería, cuando estas bombas son elementos muy importantes para garantizar la seguridad de la planta nuclear.

Consideran estos hechos una prueba más de la connivencia del CSN con los explotadores de la Central y una muestra de la pérdida de cultura de seguridad de las empresas privadas que la explotan económicamente, que parecen seguir anteponiendo sus intereses económicos a la seguridad y a la salud de los ciudadanos.

Salida de agua de la presa de Arrocampo al río Tajo Septiembre 2005

Desde Ecologistas en Acción de Extremadura solicitan que habida cuenta de los repetidos incidentes del reactor número 2, que estará parado varios días más, lo más seguro sería que no volviera a ponerse en funcionamiento, y piden al CSN que estudie con seriedad esta posibilidad.

También esperan reacciones de la clase política extremeña dicen que les gustaría leer o escuchar alguna declaración política valiente admitiendo que, efectivamente, se lleva ya demasiado tiempo ninguneando a los extremeños con tanta avería, paradas y fugas que se llevan produciendo desde hace años.