jueves, 8 de junio de 2006

Especulación asociada a los campos de Golf

Ecologistas en Acción de Extremadura se congratula públicamente por la sanción que la Agencia Extremeña de la Vivienda ha impuesto a Golf Guadiana (446.800 Euros por «actuación clandestina») por construir apartamentos donde había autorización para un hotel.

El grupo ecologista desea poner de manifiesto que los campos de golf, como los hechos demuestran, no son sino la coartada que determinados grupos empresariales utilizan para obtener terreno rústico a bajo precio y transformarlo en residencial.

En este sentido, critican los dos proyectos de campos de golf que gravitan sobre la ciudad de Plasencia, y cuestionan que dichos proyectos vayan a traer beneficios para la economía local.

Por lo que respecta al consumo de agua de estas instalaciones, recuerdan que los campos de golf son unos auténticos depredadores de un recurso cada vez más escaso, y recuerdan las manifestaciones que, durante el anterior periodo de sequía, protagonizaron ciudadanos frente al campo de golf de Badajoz protestando porque el agua que Golf Guadiana utilizaba para regar el césped se detraía de la que la ciudad usaba para beber.