lunes, 1 de enero de 2007

Denunciadas nuevas actuaciones de la empresa que organizó cacerías de tigres

La empresa del sector cinegético SIERRA DEL ORO, empresa responsable de los famosos hechos acaecidos hace ya más de un año, en los que se detuvieron a varias personas implicadas en las cacerías de tigres y leones en una finca de Monterrubio de la Serena; vuelve a la carga, con sus desmanes y atentados contra el patrimonio natural extremeño. En esta ocasión, el lugar elegido es la finca denominada “Sierra del Palo” en los términos municipales de El Risco y Garlitos (BADAJOZ), en un espacio incluido en la Red Natura 2000 denominado ZEPA-LIC Sierra de Siruela.

Charca sierra del palo alimentada por pozo sondeo junto a zona suministro artificial alimento a las reses.

Las actuaciones que se han detectado, por miembros de ecologistas en acción de Extremadura, han sido las siguientes: realización de múltiples pistas-tiraderos, charcas, construcciones, silos, pozos de sondeo, nuevos cerramientos con mallazo (en todo el perímetro de la finca y en cercas interiores) y portones que cortan pistas forestales cuya competencia es de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, según la Ley de Caminos Públicos de Extremadura. Además, uno de estos portones podría estar cortando el camino público Siruela-Garlitos, por lo que debería estudiarse esta afección por las entidades competentes.

Depositos alimento y caseta pozo de sondeo sierra del Oro pretende mantener densidades artificialmente altas de herbívoros.

La realización de todas esta obras en dicha finca, se esta efectuando con la consiguiente afección a la vegetación existente, existiendo en la zona especies de flora protegida incluida en el Catalogo Regional de Especies Amenazadas (Decreto 37/2001) como el Enebro y el Rusco, además de Hábitat Naturales incluidos en la Directiva Hábitat, en virtud de la cual ha sido declarado LIC.

Detalle del mallazo de sierra del palo una barrera para la fauna silvestre.

La colocación de varios portones y cadenas que impiden el tránsito por pistas forestales, interrumpen la ruta senderista denominada “Ruta de La Celada”, tal como se anuncia en la propia Web de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente. Además la instalación de mallazo de construcción, cuando este no es un material no ideado para la realización de cerramientos, esta ocasionando una gravísima afección paisajística y visual, tanto más cuando por allí discurre una ruta senderista.

Mallazo para colocar en sierra del palo a la entrada de la finca.

También hay que resaltar, la afección al patrimonio forestal público, al tratarse de un monte consorciado con la administración y gestionado directamente por esta. Una vocación intensiva de la caza tendrá una clara repercusión sobre este monte, dado que una mayor densidad de reses de caza mayor impedirá su regenerado, con la consiguiente perdida económica para el erario publico.

Paisaje Sierra del Palo

Todas estas actuaciones se están realizando, una zona incluida en el PLAN DE CONSERVACIÓN DEL HABITAT DEL BUITRE NEGRO EN EXTREMADURA, donde la propia Dirección General de Medio Ambiente ha instalado plataformas artificiales para favorecer a esta especie, dentro del proyecto con fondos de la Unión Europea: LIFE GESTION DE LA ZEPA LA SERENA Y SIERRAS PERIFERICAS. En la propia Web, se puede observar como una plataforma se instala en el Morro del Palo, con lo cual las actuaciones y la inversión realizada, se perdería al ser incompatible con este tipo de gestión.

Portón en pista Sierra del Palo.

Por ser este espacio una zona ZEPA y LIC, además de ser una zona incluida en el PLAN DE CONSERVACIÓN DEL HABITAT DEL BUITRE NEGRO EN EXTREMADURA, se ha solicitado a la Dirección General de Medio Ambiente las autorizaciones y/o informes pertinentes. Además, de las razones por las cuales no se han inhabilitado los cotos gestionados por la Empresa Sierra del Oro y/o a sus representantes legales.

Consideran que tanto este tipo de actuaciones, como la de las cacerías en el Parque Natural de Monfragüe, hace que se pregunten sobre hacia donde se dirigen los pasos en materia de caza de la Junta de Extremadura, puesto que más bien parece que no hay ningún tipo de seguimiento, ni control. Además, hace que se perciba una gran sensación de impunidad, lo cual temen puede llevar a que otros gestores de fincas se ahorren los trámites y autorizaciones pertinentes dado el mal ejemplo que se esta dando. Solicitan una vez más al Sr. Consejero de Agricultura y Medio Ambiente, se interese por estos flagrantes casos y tome las decisiones oportunas para defender el Patrimonio Natural, que es un bien y un derecho de todos los EXTREMEÑOS,

Cartel empresa Sierra del Oro que organizó safaris ilegales tigres y leones en Extremadura y cartel junta de monte consorciado en finca sierra del Palo.

Enlaces relacionados:

Caza de tigres en Extremadura

Denuncian maltrato a un león de Monterrubio en Berlanga

Avances y retrocesos en el respeto a los animales

Critica a la proliferación de vallados cinegéticos en Extremadura

Alarma ante las consecuencias ambientales de las vallas cinegéticas