sábado, 22 de septiembre de 2007

Centro de cría en Cautividad de Lince Ibérico en Granadilla

“Para Ecologistas en Acción en Extremadura la ubicación de un Centro de Cría en Cautividad del lince ibérico en el área de Granadilla es una buena noticia que abre una puerta para la conservación del lince ibérico como especie en “peligro crítico de extinción” cuyo hábitat y sus poblaciones en Extremadura han sido destruidos en las últimas décadas hasta llevarlo al borde de la extinción”. Reclaman de la Junta de Extremadura y del Ministerio de Medio Ambiente un mayor compromiso en la conservación del lince ibérico, y esperan que el Centro de Cría en Cautividad no se convierta en un escaparate y en una distracción de los auténticos problemas que afectan al el lince en Extremadura”.
Los métodos no selectivos de caza como lazos y cepos afectan muy negativamente al lince ibérico
Desde Ecologistas en Acción de Extremadura consideran que el Centro de Cría en Cautividad puede ser una medida inútil de no frenarse los problemas que afectan a la especie y que vienen agudizándose año tras año, debido a la falta de coordinación entre administraciones, la destrucción del bosque y matorral mediterráneo, la escasez del conejo y la mediocre gestión realizada por parte de la administración que permite la utilización de métodos no selectivos de caza y una intensificación de usos que ponen a ésta especie al borde la extinción en Extremadura.

Los principales núcleos linceros en Extremadura han sido históricamente la Sierra de Gata y Granadilla, Gredos, Monfragüe, todo el sector limítrofe con las provincias de Toledo y Ciudad Real que comprende terrenos de la Reserva de caza de Cíjara, la Sierra de San Pedro y algunas zonas del sur de la provincia de Badajoz que limitan con Andalucía. La conservación del lince a largo plazo requiere la creación de varios núcleos linceros que hagan posible el intercambio genético entre las poblaciones de Sierra Morena, Montes de Toledo y el Sistema Central.

Sin embargo, actualmente Extremadura cuenta con un Plan de Recuperación para la especie que viene incumpliéndose continuamente, mediante la destrucción del hábitat del lince a través de repoblaciones forestales con pinos, la apertura de pistas forestales, la intensificación agrícola o con la promoción de infraestructuras viarias de alto impacto ambiental como la autovía Cáceres – Badajoz afectando a la Sierra de San Pedro una zona importante para el lince ibérico.

Ecologistas en Acción de Extremadura acusa por ello a la Junta de Extremadura de utilizar una “doble moral” en todo lo referido a la conservación del medio ambiente, ya que promueve una Extremadura líder en conservación, mientras que la realidad es bien distinta y las políticas emprendidas promueven una pérdida constante de biodiversidad que conducen a especies como el lince ibérico a la extinción. Una muestra de ello es la inexistencia de una Consejería de Medio Ambiente en Extremadura estando las políticas medio ambientales subyugadas por los intereses de Energía, Industria o Agricultura. Esta situación pone a Extremadura en pelotón de cola en cuanto a interés y protección de la naturaleza en Europa.

Para Ecologistas en Acción de Extremadura, el éxito del programa de conservación del lince ibérico pasa por evitar la destrucción de su hábitat, aumentar la vigilancia en todas las zonas linceras de Extremadura y por realizar mejoras del hábitat del conejo de monte que es el principal alimento para el lince. Esta asociación advierte además que el conejo de monte viene sufriendo en las últimas décadas una situación crítica, ya que sus poblaciones nunca llegan a recuperarse debido a enfermedades como la mixomatosis o la neumonía hemorrágico vírica que junto con la gestión cinegética colapsan las poblaciones de conejo especialmente en la provincia de Cáceres. Por ello, desde esta asociación solicitan la veda del conejo en Extremadura como una medida imprescindible para superar la actual escasez del conejo de monte.
Paisaje de Granadilla

Estas medidas deben ser acompañadas de un presupuesto anual que permita abordar de manera eficiente los objetivos del Plan de Recuperación del Lince ibérico y que permita financiar programas de conservación que pueden favorecer también la creación de importantes puestos de trabajo en estas comarcas.

Por todo ello, el Centro de Cría en Cautividad no debe convertirse en la baza principal para la conservación del lince, sino un apoyo de la conservación del lince ibérico y sus ecosistemas naturales, ya que para Ecologistas en Acción de Extremadura de mantenerse la situación actual que impera en el medio natural los linces criados en cautividad no podrían sobrevivir a los numerosos problemas existentes y que son una constante en Extremadura.