sábado, 1 de diciembre de 2007

Ecologistas Extremadura informó a los visitantes sobre las monterías que se celebran en el Parque Nacional de Monfragüe


Pulsar sobre la imagen para verla con más resolución o imprimir

Activistas de Ecologistas Extremadura han informado a los visitantes del Parque Nacional de Monfragüe sobre las monterías que se vienen celebrando dentro de dicho Parque, pese a que Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales prohíbe expresamente la caza deportiva en el interior de éstos.

El Sábado 1 de Diciembre, a partir de las 11:00 en Villarreal de San Carlos y en el mirador de Peñafalcón, activistas de Ecologistas Extremadura informaron a los visitantes sobre las últimas monterías celebradas y sobre los inconvenientes que acarrean para los visitantes y para la conservación del parque. Los ecologistas portaban una pancarta con el lema “menos caza, más conservación” y otras pancartas de mano con alusiones a las monterías que denuncian se vienen realizando dentro del Parque Nacional. A los visitantes se les ha explicado los motivos de la protesta y los hechos que vienen sucediendo ante lo que los visitantes mostraban sorpresa e indignación.

Informando a visitantes en Villarreal de San Carlos

Pulsar sobre la imagen para verla con más resolución o imprimir

Además, este colectivo ha puesto en marcha una campaña de protesta por Internet contra dichas monterías, suscrita por cientos de ciudadanos contrarios a lo que está sucediendo en Monfragüe y otros espacios protegidos, donde la práctica de la caza repercute negativamente en la conservación y el disfrute de sus valores naturales.

Desde esta Asociación piden nuevamente que se deje de alimentar de forma artificial a los grandes herbívoros del parque, ya que esto propicia un aumento de la densidad natural de especies como el ciervo y el jabalí, y también que desde la administración se utilice después esta superpoblación como excusa para permitir la celebración de monterías, muchas de ellas en zonas de reserva a las que ni siquiera se permite el acceso a los turistas.

Ecologistas Extremadura mostrando su rechazo a que se celebren monterías dentro del Parque Nacional

Pulsar sobre la imagen para verla con más resolución o imprimir

Lamentan asimismo el hecho de que algunos de los cientos de perros de rehala que se sueltan en estas acciones vaguen los siguientes días por el parque, como también confirmó alguno de los visitantes, así como el que durante el transcurso de estas acciones (que no son selectivas, como argumentan desde la Consejería), los cazadores intenten abatir los mejores ejemplares a causa de sus trofeos.

Con esta acción reivindicativa también pretenden poner de relieve cómo estas actuaciones cinegéticas inciden negativamente sobre los visitantes del parque quienes, además de verse obligados a presenciar el desagradable espectáculo, tendrán más dificultades a la hora de observar la fauna, que como resulta obvio tiende a ser más confiada allí donde no se la mata o molesta.

Con estas medidas de presión e información, los ecologistas pretenden que se renuncie a cazar en el Parque Nacional de Monfragüe así como reivindicar que tampoco se cace en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos ni en el resto de los parques naturales extremeños, y hacer una llamada de atención a la Junta de Extremadura para que respete la legislación vigente, en este caso la ya mencionada Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales, que prohíbe taxativamente la caza deportiva en estos espacios protegidos.

Asimismo solicitan medidas que permitan la recuperación del lobo ibérico, el depredador natural de los grandes herbívoros, medida que ya se ha puesto en práctica con éxito en Parques Nacionales como el de Yellowstone (EEUU).


Pegatina de la campaña
Pulsar sobre la imagen para verla con más resolución o imprimir

1 comentario:

Loli dijo...

Gracias a lo que habéis ido a protestar contra estas monterías en el Parque Nacional, somos muchos los que estamos en contra.