miércoles, 29 de junio de 2022

Califican de error garrafal que se pueda declarar BIC las rehalas y las monterías en Extremadura.

Ecologistas Extremadura ha calificado de absoluto despropósito que el Consejo de Gobierno del 28 de Junio de 2022 haya aprobado la  declaración como Bien de Interés Cultural (BIC)  las monterías y las rehalas.

Lamentan que no se hayan atendido adecuadamente las alegaciones presentadas, al extenso informe elaborado por la plataforma contra la declaración del BIC y apoyada por un prestigioso antropólogo ni a las cerca de 100.000 firmas contrarias a este BIC.

Creen que esta declaración además de no ajustarse a la legislación en esta materia en nada ayuda a la protección de la cultura, más bien al contrario y no acaban de entender que los políticos que dirigen Extremadura sean tan insensibles al sufrimiento animal que conllevan las monterías y la rehalas, donde habitualmente cientos de perros, que la mayor parte del resto del año lo pasan encerrados en pequeñas jaulas persiguen a todo tipo de animales matando a algunos y empujando a otros para ponerse a tiro de cazadores que los matan.

Critican que desde la Junta de Extremadura se ahonde más en su política de destinar dinero público a actividades con crueldad hacia los animales, lo que crea desafección entre parte importante de los ciudadanos y más injusticia social apoyando actividades elitistas con los impuestos de todos.

Desde esta organización están estudiando que medidas tomar ante esta aprobación que confiaban no se iba a producir, sobre todo para intentar evitar que se gaste más dinero público en promover caza que actualmente se llevan ingentes cantidades del presupuesto público en subvencionar a Fedexcaza promotora del BIC, en mantener miles de hectáreas de terreno público destinados a la caza, en subvenciones a los cotos de caza, … pero no contentos con eso lamentan que ahora quieren dedicar dinero de cultura para defender esta actividad que recuerdan ha indignado a la sociedad extremeña en múltiples ocasiones, como en el famoso caso de la montería de Herreruela en que se despeñaron varios perros y un ciervo.




Para esta organización algunos de los ritos de esta supuesta cultura no sólo no se deben proteger como bien cultural sino que se debería pensar en como evitarlos, ponen como ejemplo el bautismo de sangre de los monteros, en muchas ocasiones menores de edad, que además de desagradable para la mayoría  es antihigiénico.

Piden al gobierno extremeño que reflexione y rectifique, ya que esta medida puede tener el rechazo de buena parte de sus votantes y el aplauso de muchos que nunca votarían a un partido socialista.



No hay comentarios: